• Por AlohaCriticón

NAVES MISTERIOSAS (1972)

Dirección: Douglas Trumbull.

Intérpretes: Bruce Dern, Cliff Potts, Ron Rifkin, Jesse Vint.

En el siglo XXI la vida vegetal ha desaparecido de la faz de la Tierra y lo poco que queda aún de esa valiosa flora se encuentra en tres naves espaciales botánicas situadas en la orbita con Saturno. Con la esperanza depositada de que algún día se pueda repoblar de nuevo el planeta con las pocas especies existentes en las naves, el botánico Freeman Lowell (Bruce Dern) se responsabiliza de su cuidado y mantenimiento de una de ellas, la Valley Fogue, hasta que recibe una inesperada orden de destruir todas las especies y regresar a La Tierra.

Ante esta situación Lowell desesperadamente acabará por secuestrar la Valley Fogue, matando al resto de su tripulación y emprendiendo una huida más allá de los anillos de Saturno en compañía de Huey y Dewey, dos robots de mantenimiento que acaba reprogramando también para las labores de jardinería entre otras muchas cosas en su aventura espacial por defender los últimos recursos naturales de que dispone para sobrevivir.

Debut en la dirección cinematográfica de uno de los magos y más importantes especialistas en el campo de los efectos especiales, parte de la historia del cine por su gran labor en películas como “2001: Una Odisea en el Espacio” (1968) y “Blade Runner” (1982). Su primer título como director fue “Naves misteriosas (Silent Running)”, un interesante film de ciencia-ficción y todo un clásico del cine de ciencia-ficción de los años 70.

El basamento de la historia tiene un cáliz ecológico, hecho influenciado por la época de su rodaje, en la cual el ecologismo empezó a tener cierto protagonismo (entre muchos otros temas) que el cine de ciencia-ficción manifestó de forma bastante clara en muchas de sus producciones de aquella década, de manera reivindicativa y preocupante por lo que pudiese suceder.

Haciendo un poco de historia diré que esta película se desarrolló mientras su director Douglas Trumbull, con la ayuda de John Drysktra y Richard Yuricich, compaginaba su labor dirigiendo los efectos especiales de “La amenaza de Andrómeda” de Robert Wise, otra película de la misma productora, la Universal.

La trama, obra de Deric Washburn, Steven Bocho y Michael Cimino, se centra en un hombre que ama y valora la vida y la naturaleza por encima de todo, y que hace lo imposible por preservar lo que queda de ella, llegando a asesinar a sus ignorantes compañeros que inconscientemente les da igual destruir toda una herencia de la que todos por así decirlo formamos parte, siendo egoístas y con ansias de importunar a nuestro sufrido protagonista, que demuestra ser mucho mejor persona de lo que en realidad eran sus compañeros.

En su desarrollo, además de las extraordinarias canciones de Joan Baez bajo la contundente y a veces suavizada influencia musical de Peter Schickele, no podemos obviar las bellas e impresionantes imágenes del entorno natural, con preciosos y vivos colores en los primeros minutos de filme que acompaña a los títulos de crédito, magistralmente filmadas por el director de fotografía Charles F. Wheeler. Las mismas podrían ser más propias de un documental del National Geography.

También hay que decir que las magníficas maquetas de las naves espaciales botánicas fueron posteriormente reutilizadas por la Universal en un episodio de la famosa serie de televisión “Galactica: Estrella de Combate” (1978-79).

Si los guionistas antes mencionados hubiesen dispuesto, del mismo modo que se hizo en “2001”, de un asesoramiento científico más riguroso a la hora de tratar la botánica espacial para contarnos esta interesante historia la película podría haber sido una obra maestra.

De todos modos no es un título nada despreciable y resulta muy agradable de contemplar su óptica y, cómo no, es muy recomendable para todos aquellos aficionados que como yo aman la vida, la naturaleza y la ciencia-ficción por encima de todo.Rostov

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación