• Por AlohaCriticón

next door cartel poster

NEXT DOOR (2005)

Dirección: Pal Sletaune.

Intérpretes: Kristoffer Joner, Cecilie Mosli, Julia Schcht, Anna Bache-Wiig.

Después de ser abandonado por su novia Ingrid (Anna Bache-Wiig), John (Kristoffer Joner) comienza un vínculo con sus dos vecinas, Anne (Cecilie Mosli) y Kim (Julia Schacht).

Anne le indica a John que su hermana Kim no quiere salir de casa a causa de un maltrato físico sufrido en el apartamento en donde ahora vive John. Por su parte, Kim niega que Anne sea su hermana y seduce a su nuevo vecino, quien entra en esta relación dentro de un intenso juego de sadomasoquismo.

Ambiciosa intriga psicológica del director y guionista noruego Pal Sletaune, responsable principal de esta interesante co-producción nórdica entre Suecia, Dinamarca y Noruega. A través de su corto metraje (poco más de 70 minutos), somos testigos de los extraños avatares acontecidos a un hombre abandonado por su novia y en contacto con sus dos atractivas vecinas.next door review critica

Algunos de los principales valores de la película son su misteriosa atmósfera y la posibilidad de compartir la expansión física del interior psíquico del personaje central azorado emocionalmente. Todo ello a través de una situación con ecos kafkianos, y tintes pesadillescos, malsanos, claustrofóbicos…

La materialización de sus fantasías sexuales, sus desasosiegos, sus recuerdos reiterados y obsesivos de pareja, y su estado anímico conducido desde la locura y el remordimiento, están sabiamente enrarecidos con laberínticos corredores, diálogos escuetos de tono enigmático, saltos temporales, y algún que otro acto sadomasoquista.

La película posee apuntes interesantes alegóricos y simbologías (con buen uso de contrastes de escenarios en el ir y venir del protagonista en el edificio), plausibles interpretaciones (en especial del terceto vecinal), un calmoso y tenso sentido narrativo (con lugar para flashbacks reveladores), eficaz para el tratamiento creciente de su intriga, y algún que otro momento de tenue impacto pugilístico-sexual.

Estas características ya hacen visible su historia, a pesar de que el resultado global posea escasa chicha más allá de la explotación surreal-enajenada de su falsaria y compleja situación psicótica, tan deudora de los thrillers maestros de Alfred Hitchcock como de las maquinaciones más obsesivas de David Lynch o Roman Polanski.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar