• Por Antonio Méndez

pinocho-cartel-espanol
Dirección: Ben Sharpsteen y Hamilton Luke.
Intérpretes: Dibujos animados.

Película basada en un cuento de Carlo Collodi (“Las Aventuras De Pinocho”, Ediciones Alborada). Con guión de Aurelius Battaglia (“Dumbo”), William Cottrell (“Alicia En El País De Las Maravillas”, “Peter Pan”), Otto Englander (“Blancanieves y Los Siete Enanitos”, “Dumbo”), Erdman Penner (“Peter Pan”, “La Cenicienta”), Joseph Sabo (“Fantasía”), Ted Sears (“Blancanieves y Los Siete Enanitos”, “La Cenicienta”) y Webb Smith (“Blancanieves y Los Siete Enanitos”, “Dumbo”).

Sinopsis

El solitario y sensible juguetero Geppetto ha construído una marioneta a la que llama Pinocho. Una noche y ante los ojos de Pepito Grillo, la hada azul otorgará vida a Pinocho, para satisfacción de Geppetto, al mismo tiempo que convierte a Pepito Grillo en su conciencia y consejero.

Crítica

pinocho-critica-pelicula-fotoEntrañable, agridulce adaptación del cuento del italiano Carlo Collodi por parte de la factoría Disney, que posee suavidad en el trazo y cuidado en el más mínimo detalle, con inolvidables canciones (entre ellas la ganadora del Oscar “La Estrella Azul (When You Wish Upon A Star)”, un cálido empleo del color, y una extraordinaria animación para contarnos una historia centrada en el aprendizaje vital, la continua experiencia ética y moral, o la consecución de los sueños y deseos si se persevera y actúa con buena voluntad.

Junto al gran trabajo en el apartado técnico, la moralina del film es un tanto excesiva en el afán de Walt Disney por subrayar el valor de la obediencia y formalidad juvenil, además de la diligencia escolar del niño, sin tener en cuenta otros aspectos más lúdicos, elementos clave y necesarios en la etapa de aprendizaje del niño.

Los personajes, divididos como siempre en base al maniqueísmo (aquí con función didáctica), resultan bastante conseguidos con el gato Fígaro o el gitano Strómboli.

La imagen más impresionante de la película en su ambición pedagógica y que aún pone el vello de punta a los niños (y mayores) es la transformación en burro de Polilla en la Isla del Placer. Verdaderamente terrorífica.

La versión en lengua española fue dirigida por el argentino Luis César Amadori.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:4.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar