• Por AlohaCriticón

REBOBINE, POR FAVOR (2008)

Dirección: Michel Gondry.

Intérpretes: Jack Black, Mos Def, Danny Glover, Mia Farrow.

Jerry (Jack Black), con el cerebro magnetizado tras intentar sabotear una planta eléctrica, borra accidentalmente las cintas del videoclub en donde trabaja su amigo Mike (Mos Def).

Para intentar solucionar el desaguisado, Jerry y Mike deciden realizar un remake de cada película que alquilan en el local propiedad del señor Fletcher (Danny Glover).

Agradable tributo al séptimo arte, que bajo la perspectiva de Michel Gondry se muestra fresco aunque poco delirante, ocasionalmente excesivo pero ante todo con buenas intenciones.

El reconocido director de “Olvídate de mí” maneja un guión original que se distingue en el medio no sólo por las buenas ideas, sino también por el propósito de homenajear al cine con un sentimiento quizá nostálgico pero sobre todo apasionante.

Es necesario enunciar que las intenciones de la cinta de Gondry provienen del corazón de un cinéfilo que encontrará resonancia en el público que aún tenga una VHS en casa, venere ciertas películas de culto y adore los videoclubs chapados a la antigua, aquellos donde no todo es DVD con secciones divididas en “acción” y “comedia”, y que ante todo tiene un personal con cierto amor por el cine.

La trama que parte de lo más irreverente, pero paradójicamente “cotidiano”, va abriendo puertas para representar un agradable sentimiento hacia el séptimo arte; gracias al histrionismo de Jack Black y Mos Def, acompañados por unos correctos Danny Glover y Mia Farrow, la historia se hace posible dentro de un delirante ir y venir de “representaciones” cinematográficas que no hacen alusión a la parodia, sino al eminente sentimiento de “reinterpretar”, “rehacer”, una distinción hacia distintas películas de culto. No se trata de una vana imitación, sino de un miramiento afectivo que tiene como propósito venerar al cine.

Con más de un escollo intelectual, el guión mantiene un humor osado (ocasionalmente bobalicón) que sacude a la audiencia, es una comedia hilarante expuesta con ingenio gracias a las distintas secuencias grabadas por los aficionados al cine, que sin una estilización de la imagen, graban con cámara al hombro y un espíritu puro acerca de lo que es el cine, lo que fue y podría llegar a ser.

Aunque con ciertas plusvalías dentro de la historia, la misma se sostiene sin desesperar al público.

No hablamos de una obra maestra, se podría decir que es totalmente imperfecta, pero oportunamente planteada en un periodo posmoderno dentro de una crisis artística, pues el director nos hace que nos preguntemos: ¿dónde ha quedado la pasión por el cine sin excesos monetarios o pomposas manifestaciones artísticas? ¿Qué ha sucedido con el sentimiento tan intrépido como apasionado de hacer cine por motivos más allá de lo comercial?

En efecto, no basta con tener buenas intenciones o quizá hacer el intento, pero vale decir que es un buen comienzo, porque sin la existencia del riego no hay un avance, por ello Gondry apunta al clamor del cinéfilo con la esperanza de evocar al riesgo, aunque no por ello se pueda decir que su película sea del todo aventurada, pero al menos nos pregunta ¿dónde han quedado esas películas con alma y corazón?

Lucio Rogelio Avila Moreno

Enlaces

Michel Gondry

Jack Black

Mos Def

Mia Farrow

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:18    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar