• Por AlohaCriticón

por que se frotan las patitas cartel poster pelicula

¿POR QUÉ SE FROTAN LAS PATITAS? (2006)

Dirección: Álvaro Begines.

Intérpretes: Lola Herrera, Antonio Dechent, Raúl Arévalo, Manuel Morón.

Luis (Antonio Dechent) pierde a las mujeres de su vida. Su mujer se retira a meditar a un centro budista, su hija parte en busca de su enamorado y su madre, amante de su suegro, se fuga con unos okupas.

Para intentar encontrarlas, Luis contrata a un singular detective llamado Manolete (Manuel Morón).

Comedia dramática coral que nos permite seguir la evolución de varios personajes en una época de comienzo de año, momento propicio para renacer personalmente y generar nuevas ilusiones vitales.

El trayecto, al igual que otras producciones previas, se adorna con diferentes números musicales de piezas de esencias aflamencadas o arregladas a tales esencias y acomodadas a la situación creada o al sentir de los caracteres. Sea el “Escándalo” de Raphael, el “Vivir así es morir de amor” de Camilo Sesto, o el “Yo soy rebelde” de Jeanette. Ninguna de ellas coreografiada de manera brillante, ni ejecutada de forma trascendente.por que se frotan las patitas review critica

Cono tonos agridulces y taciturnos, sus hacedores nos pretenden inmiscuir en los sinsabores de estos personajes insatisfechos y en crisis, en una base dramática atenuada por algún trazo de comicidad aportado en especial con la aparición del personaje detectivesco que juega la baza del humor lerdo-absurdo. A pesar de cierta singularidad en el retrato, el aporte resulta laxo y sin demasiada gracia.

A la película le sobran personajes, referidos en sus crisis y neuras de forma muy superflua y dispersa, y le falta profundidad y complejidad para el conglomerado de graves emociones que oferta.

Para otorgar calado y perspectivas compartidas, establece vínculos afectivos entre caracteres de diferente ralea, mediante los cuales horada insubstancialmente las respectivas vivencias en su presente, pasado y futuro.

Dentro de la general insipidez, la ligazón más satisfactoria es la del joven okupa, huérfano criado por monjas y acompañado por una galga famélica y estampas de vírgenes, con la anciana mujer, una ex estrella de la copla aquejada de cáncer y resentida con su esposo muerto, al que se le supone machista y al que se le busca espejo en su propio hijo, en conflicto marital con su mujer y su hija.

Estas relaciones familiares entre ese terceto son un claro ejemplo de la flaqueza y tipismo de este cúmulo de relatos vagos en cuanto a motivaciones, escasez en el retrato psicológico de personajes y contexto, artificio en el desahogo emocional, y precipitación en una resolución que con orientación forzada optimista compacte y haga converger las diferentes historias.

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Raúl Arévalo

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:6    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar