• Por AlohaCriticón

POSEÍDOS (2000)

Director: Janusz Kaminski.

Intérpretes: Winona Ryder, Ben Chaplin, John Hurt, Sarah Wynter.

Fallida incursión demoníaca la presentada por el habitual director de fotografía de Steven Spielberg Janusz Kaminski, quien en su debut como realizador cinematográfico despliega con relativa habilidad visual pero nula eficacia argumental un thriller carente de sobresaltos marcado tanto por su mejunje de clichés entresacados de diversos clásicos del subgénero satánico (“El exorcista”, “La profecía” o “La semilla del diablo”) como , principalmente, por su endeble guión que contiene un final harto simplón que desvalora considerablemente por su falta de imaginación todos los sucesos anteriormente expuestos.

Una muchacha exorcizada en su temprana adolescencia llamada Maya Larkin (Winona Ryder) ocupa su tiempo libre en ayudar al padre Claude Lareaux (John Hurt) a expulsar a Belcebú de los espasmódicos cuerpos de otros posesos. Tras cometer un exorcismo fallido, Maya investigará unos códigos numéricos que terminarán ofreciéndole el nombre del futuro Anticristo: Peter Kelson (Ben Chaplin), un famoso escritor de éxito. Dentro del naufragio global, lo más salvable del film es el cuidado trabajo realizado por Kamisnki en el apartado que mejor maneja, la fotografía (no en vano cuenta con dos Oscars).

Ambientación y personajes en claroscuro con infinitos juegos de luces y sombras (prácticamente ninguna habitación en la que transcurre la acción está fuertemente iluminada sino que esa luz se encuentra dispersa entre la oscuridad por mediación de varias lámparas de mesa o filtrada suavemente por los vanos acristalados) junto a un estilo narrativo repleto de angulaciones con pretensiones opresivas, travellings fatuos y ralentíes poco conseguidos que sirven para ofrecer en momentos puntuales un aceptable resultado atmosférico ausente de contexto terrorífico, ya que los dispositivos fílmicos y sensoriales consecutivos del efecto de miedo nunca están suficientemente atrapados en las imágenes de Kaminski (debido más que a su tarea direccional al pobre guión de Pierce Gardner).

Con unas interpretaciones poco convincentes (incluida la del gran actor británico John Hurt) y una trama enjuta con final imperdonablemente baladí, “Poseídos” se sitúa a años luz de su principal referencia temática, la triunfante y recuperada “El exorcista” del últimamente vacuo William Friedkin.

Enlaces

Winona Ryder

John Hurt

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:2.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar