• Por Antonio Méndez

promesas del este cartel poster eastern promises
Dirección: David Cronenberg.
Intérpretes: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller-Stahl.

Con guión de Steven Knight (“Locke”, “Negocios Ocultos”).

Sinopsis

Anna Khitrova (Naomi Watts) es una comadrona que intenta encontrar a la familia de una adolescente rusa fallecida en Londres después de dar a luz a una niña. Utilizando para lograr su objetivo el diario de la joven y una tarjeta de un restaurante, Anna se ve involucrada en los procederes mafiosos de una poderosa familia rusa, cuyo chófer es un misterioso hombre llamado Nikolai Luzhin (Viggo Mortensen).

Crítica

La imaginación de David Cronenberg, autor canadiense de culto al ser responsable en los años 70 y comienzos de los 80 de alucinaciones tan meritorias como “Cromosoma 3”, “Videodrome” o “Scanners”, ofertó en tal etapa irregulares pero interesantes historias de ciencia-ficción y terror biológico con experimentaciones fallidas, científicos chalados, violencia, sexo, enfermedades, epidemias, mutaciones… Todo un derroche de maleabilidad corporal de impactante imaginería que a la par que explotación y exploración física buscaba perforar la psique de sus personajes maleados y establecer puntualmente lugar para la alegoría o la sátira.

Repitiendo con Viggo Mortensen tras “Una Historia De Violencia”, un mucho más convencional Cronenberg nos introduce en los traumas y lucros procedentes de la inmigración (vía de mejora vital convertida por conminadores delictivos en una pesadilla mortífera) y los procederes torticeros de la mafia rusa afincada en Londres, a través de un relato criminal cuya mayor valía, dentro de un cúmulo de tópicos, es el espectacular asalto a la sauna con Mortensen desnudo en lucha contra sus asaltantes. No por las nalgas prietas y el pene sombreado del actor, sino por el ímpetu y crudeza de la acción en un escenario normalmente de laxitud sudorosa.

“Promesas del Este” tiene pretensiones de “El Padrino”, pero posee un cariz doméstico sin la épica del film de Francis Ford Coppola.

La trama, que parte de la inmersión accidental de un personaje vulnerable en un ambiente violento y delictivo que genera otro derrotero relacionado de estudio psicológico de antihéroe, está falta de singularidad; y la exposición, a pesar de algunos pasajes violentos netamente “cronenbergianos”, no deja de resultar adocenada.

promesas del este critica de pelicula fotos

La creación de personajes tampoco ayuda a sublimar sus flaquezas, aunque sí es muy destacable la participación de un magnífico Viggo Mortensen, que con calmosa y lacónica apostura (al igual que en “Alatriste”) dota de cierta fascinación estoica a su personaje.

Vincent Cassel se mueve brillantemente en la caricatura más o menos graciosa, Armin Mueller-Stahl en el remedo, y una motorizada Naomi Watts en la superficialidad tras dinamizar la trama.

A la historia, que no le dirá demasiado al curtido en historias mafiosas y a quien no se arrastre fácilmente por el aplauso regalado ya en su origen a causa del estatus de “culteza” de su autor (que eso viste mucho en ciertos sectores), le falta, además de mayor creatividad general, mayor gradación paranoica, y un mejor enfoque, mostrándose dispersa, trillada y de resolución anticlimática.

Fichas En AlohaCriticón

David Cronenberg
Viggo Mortensen
Naomi Watts
Vincent Cassel