• Por AlohaCriticón


Dirección: Kenneth Lonergan.
Intérpretes: Laura Linney, Mark Ruffalo, Matthew Broderick, Jon Tenney.


Sammy (Laura Linney) y Terry (Mark Ruffalo) Precott son dos hermanos que han llevado una vida muy diferente. Huérfanos tras un accidente de tráfico de sus padres, Sammy es madre soltera y reside felizmente con su hijo Rudy (Rory Culkin) en su pequeña localidad natal, Scottsville, mientras que Terry lleva una agitada y vacilante existencia. El retorno de Tommy a Scottsville provocará un vuelco en la estabilidad de Sammy.

Película discreta y sencilla en sus pretensiones pero de enorme talento y calidad en su contenido y forma, que esconde una esforzada intención por reflejar las verdaderas consecuencias que evidencian una forma de ser muchas veces retratada en cine, pero pocas, con la viveza, claridad y exquisita sencillez con que es reflejada en esta ocasión, la personalidad de Mark Rufalo, el co-protagonista de la cinta. Ésta, va desgranándose poco a poco, dejando ver a medida que pasan los minutos a un hombre sin rumbo fijo, marcado por un fatal destino que le convierte en iman de problemas y dificultades a pesar de actuar con buena fe y mejor corazón, orgulloso por inmadurez, no por cabezonería u egoísmo, lo que le convierte en un personaje tierno y querido.

La otra pieza fundamental de este ejemplo claro de que el cine “independiente” es necesario y clave en el panorama cinematográfico actual no es otra que la esplendida Laura Linney, que realiza en esta ocasión una interpretación perfecta de hermana sufridora y decidida pero también paciente y amorosa dotando a su personaje de personalidad y viveza. Ambos, con la ayuda del hijo de ella y algún secundario más forman el elenco protagonista de esta producción – ganadora, en el cada vez más prestigioso festival de Sundance – para relatar una historia emotiva, que juega con la metáfora – la vida personal de Sammy (Laura Linney) se convierte en una especie de locura al llegar a su pueblo natal su controvertido y alocado hermano (Mark Rufalo) y se apacigua y calma cuando este decide partir hacia donde le lleve el viento – que refleja sinceridad en la extraña relación que mantienen él y el jovencito hijo de ella, que se muestra romántica y tierna con los que llevan las de perder y que, en definitiva se deja querer y apreciar por la sencillez de sus formas y la profunda sentimentalidad perfectamente medida a la que consigue llegar su entrañable contenido. Muy recomendable para aquellos faltos de amor y ternura en sus vidas.

Pablo Gonzalez Taboas

Fichas en AlohaCriticón

Laura Linney
Mark Ruffalo
Matthew Broderick
Amy Ryan

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:24    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar