• Por Marta Canacci

quiero-comerte-tupancreas-cartel-estrenoDirección: Shinichiro Ushijima
Intérpretes: Película de animación.

Basada en una novela.
Con guión de Shinichiro Ushijima.

Sinopsis

Boku, un joven solitario, introvertido, amante de los libros, encuentra en un hospital el diario de Sakura Yamauchi, una compañera de clase, y descubre que sufre un cáncer de páncreas, una enfermedad que la muchacha silencia a sus otros compañeros de aula.
A partir de ahí, la relación entre ambos se estrecha, intentando Boku hacer lo más feliz posible la vida de Sakura.

Crítica

quiero-comerme-tupancreas-review-critica-animeMelodrama romántico basado en una novela de Yoru Sumino.
El anime está protagonizado por dos adolescentes, compañeros de clase, muy diferentes: la alegre y extrovertida Sakura, y el tímido, solitario, introvertido Yo/Boku.

El título puede sonar a cine gore pero, todo lo contrario, es un significado metafórico de la conexión entre los protagonistas en una película intimista, emocional.

Sakura decide que Yo sea el único confidente de su estado de salud (buscando a alguien que no se sienta afectado por su situación) y lo arrastra a pasar tiempo con ella, convenciéndole para ayudarle en sus planes antes de morir.
De este modo, entre ambos se establece una relación especial que deriva en un “sentimiento romántico”, un vínculo especial entre contrarios que trasciende lo físico y no se puede concretar.

quiero-comerme-tu-pancreas-japones-pelicula-criticaLa película trata el enfrentamiento ante la muerte y la vida.
En un primer momento parece que la trama va a girar en torno a la enfermedad que sufre Sakura, pero, poco a poco, la historia tiene como eje el apoyo de la propia Sakura a Yo/Boku para afrontar la soledad, el aislamiento que sufre; le ayuda a entender el sentido de vivir al tiempo que ella afronta la muerte con optimismo.
El guión, en un relato iniciático, busca la introspección y el autoconocimiento a través de la unión con otra persona, siendo este conocimiento el impulsor de un cambio de vida.

La narración se toma su tiempo.
Avanza lentamente, parándose incluso en algunos momentos para enfatizar detalles.
La animación es la típica del anime, limitada, con trazo simple de personajes en su expresividad y gestualidad, planos congelados que se alargan, fondos más trabajados en contraste con personajes estáticos, simbolismo clásico de lo efímero, fugaz, ligando el romanticismo con lo fantástico.
Tiene momentos de homenaje al libro “El Principito” y abusa en ocasiones de la voz en off.

La película consigue transmitir emoción, aunque resulte previsible y por momentos sea repetitiva.
Lo mejor es su tercio final, planteando un giro interesante y con una conclusión adecuada.

Ir a la ficha técnica de la película

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:12    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar