• Por AlohaCriticón

SEÑORA BEBA (2004)

Dirección: Jorge Gaggero.

Intérpretes: Norma Aleandro, Norma Argentina, Marcos Mundstock, Claudia Lapacó.

Dora (Norma Argentina) está prestando sus servicios domésticos a Beba

(Norma Aleandro), una señora venida a menos, separada y con una hija

que vive en España y con la que no mantiene muy buenas relaciones. La

química entre empleada y patrona se irá deteriorando por momentos, debido

a la precaria situación económica por la que atraviesa Beba.

Al igual que el boxeo es un deporte al que el séptimo arte ha recurrido con

frecuencia, el acontecer de “los y las que tienen que servir” ha inspirado,

igualmente, multitud de películas (“El sirviente” (1963), “Lo que queda del

día” (1993), o “Gosford Park” (2001), por citar algunos ejemplos).

“Señora Beba” es otra producción más que pasa a engrosar esa

innumerable lista, constituyéndose en el primer trabajo de Jorge Gaggero

en la dirección y siendo responsable también del guión.

Gaggero plantea, en tono naturalista, la relación de amor y odio entre la

figura crepuscular de una señora de toda la vida y su fiel y honrada

mucama.

Para dar vida a dichos personajes, Gaggero ha contando con un tándem

de “Normas” que funciona a la perfección. De Aleandro poco cabe decir

que no se haya dicho ya.

En el presente trabajo, para ratificar la magnitud de esta actriz, bastaría

quedarse con un plano medio sostenido, en el que se ve a Beba

almorzando sola mientras una lágrima corre por su rostro.

Por otro lado, Norma Argentina, seleccionada por Gaggero después de un

exhaustivo casting, “Señora Beba” supone su primera intervención en la

pantalla grande, desarrollando una interpretación ciertamente idónea.

Recuerda, de alguna manera, a lo que aconteció con María Galiana

en “Solas” (1999), salvando las distancias.

Mención especial merece al que ya se puede denominar el “luthier” más

cinematográfico, Marcos Mundstock quien, con su magnífica voz, ha venido

desplegando últimamente sus dotes escénicas en el celuloide, ya sea como

regente de una librería (“Roma” (2004)), psicoanalista engolado (“No sos

vos, soy yo” (2004)), o bien, en esta última ocasión como ex marido de

Beba y profesional del golf.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar