• Por AlohaCriticón

serpientes en el avion cartel poster

SERPIENTES EN EL AVIÓN (2006)

Dirección: David R. Ellis.

Intérpretes: Samuel L. Jackson, Nathan Phillips, Rachel Blanchard, Julianna Margulies.

El testigo del asesinato a un fiscal (Nathan Phillips), es protegido por un

agente del FBI (Samuel L. Jackson) en el vuelo a Los Ángeles donde declarará

en contra de Eddie Kim, un violento criminal.

Para evitar la futura declaración, el avión en el que viajarán estará lleno

de serpientes, de modo que Kim consiga hacerlo estrellar.

La expectación y relevancia mediática obtenida por el film antes del

estreno, ha sido un acontecimiento sin precedentes en lo que al cine se

refiere.

Con una repercusión publicitaria que ha atravesado barreras, han sido los

propios fans de la cinta, por medio de Internet, los que han formado parte

del “equipo directivo” de la producción. Ayudando a escribir el guión,

realizando los diseños y el merchandising y mostrando sus preferencias en

cuanto a la dirección de los actores, la película se ha hecho por y para

ellos; siendo más importante la preproducción, que los resultados reales

obtenidos con la película.

El argumento, de entrada, es inverosímil, repleto de tintes bizarrianos a lo

largo y ancho de un guión; todo hay que decirlo; que hará las delicias de

frikis adolescentes con esas líneas de humor de sal gorda e imágenes a

caballo entre comedia, cine de terror y películas de los años 70 de destape;

pero que al resto nos deja con el rostro impávido y congelado, sin creer lo

que estamos viendo.

Más de una vez hemos visto en pantalla películas con animales recreados por

ordenador – “King Kong” ha sido el último ejemplo-, pero “Serpientes en el

avión” ha “renovado” este concepto y su manera de proceder. Aquí, las

serpientes además de estar dotadas con una intencionalidad casi humana,

hacen muecas, sonríen con malicia, tienen dos filas de dientes completa y

sobre todo, son capaces – sin piernas, ni patas por supuesto, son ofidios!-

de impulsarse de la nada alcanzando considerables alturas desde donde atacar

a sus incautas presas.

Secuencias del escarceo amoroso de una pareja en el baño del avión atacada

por una serpiente; la de un caballero que al disponerse a hacer sus

necesidades en el mismo habitáculo tiene un pequeño contratiempo con otra

serpiente que se agarra en salva sea la parte; una señora de mediana edad a

la que se la nota cierta excitación cuando, dormida, nota otro ofidio rayado

reptando por su cuerpo hasta alcanzar la distancia deseada para atacarla; se

vuelven recurrentes a lo largo del metraje, que lejos de dar luz al filme,

lo vuelven exasperante, absurdo y del todo banal, amén de mal realizado.

David R. Ellis, director de “Cellular” y “Destino final 2”, se ha dejado

eclipsar por los internautas, incurriendo en el error del reduccionismo más

absoluto en contra de un producto al menos degustable para la gran mayoría;

que poco aporta al panorama cinematográfico.

A estas alturas, se estará esperando un comentario de la española de la

cinta, la bella Elsa Pataky. Su primer largometraje americano podría haber

esperado un poco, si el resultado ha sido el que nos ocupa; aunque a su

favor hay que decir que es el papel más comedido y quizá el mejor parado.

Sin realizar un trabajo de actuación que supere cotas artísticas, al menos

está digna; lo cual, en una producción llena de serpientes “humanas”,

personajes caricaturizados hasta el paroxismo, frases de guión propias de

las que suenan en los muñecos de acción al tirarles de una cuerda,

heroicidades bastante discutibles y una realización pésima; ya es un logro.

Cristina Gómez

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Samuel L. Jackson

Rachel Blanchard

Elsa Pataky

Taylor Kitsch

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:26    Promedio:2.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar