• Por Antonio Méndez


Dirección: Chris Miller.
Intérpretes: Película de animación.

Con guión de Chris Miller (“Shrek”, “Shrek 2”), Jeffrey Price (“¿Quién Engañó a Roger Rabbit?”, “Wild Wild West”), Peter S. Seaman (“El Grinch”, “Doc Hollywood”) y Aron Warner (“Shrek”, “Shrek 2”).

Sinopsis

El rey Harold ha fallecido, hecho que puede llevar a Shrek a heredar el trono de monarca al estar casado con la princesa Fiona. Antes de morir, el rey ordenó a su yerno que encuentre a Artie, primo de Fiona que se encuentra estudiando en el instituto. Para lograr su objetivo parte en barco acompañado de sus inseparables Asno y Gato con Botas.

Crítica

shrek-tercero-criticaTercera película de “Shrek”. Ya no oferta sorpresa alguna en la singularidad física de sus protagonismos, ni sus interacciones con múltiples referencias socioculturales, y resulta rutinario el abuso paródico de sus inversiones heroicas y villanescas de los personajes de cuentos.

Simple y con algunos tramos de despipote embarullado, la trama, detonada en su vacante de herencia real al trono por (se supone) la anacrónica ley sálica, nos conduce a reivindicaciones de perdedores de cuentos (desde el Príncipe Encantador al Capitán Garfio pasando por la Bruja o la Hermanastra fea), y de asunciones-evasiones de responsabilidades, sean de botadura de barcos o de cambio de pañales.

El reutilizamiento de motivos humorísticos de previas entregas (y de otras películas conceptuadas tras el éxito de los films de “Shrek”), y el exceso de personajes secundarios acumulados, que limitan con sus apariciones las gracietas de los mejores conseguidos, puede que incluso no alteren el gusto de sus aficionados por las aventuras del ogro y su troupe, en una historia que también arrima a su concepto paródico el mito artúrico con un Merlín enloquecido y un Arturo despreciado en su instituto. Este vínculo entre mago y alumno hace rememorar uno de los más disfrutables títulos de la Disney, la deliciosa película “Merlín El Encantador”.

Centrado en la citada responsabilidad, además de en la asunción de personalidad y actitud al margen del “que dirán” los demás, el film no contiene demasiados momentos humorísticos de altura, la parodia ya es reiterativa y la irreverencia no existe. Seguramente de los más logrados sea la muerte del rey-rana, parodiando las artificiales idas y venidas mortuorias con revelación de secreto en vísperas del último suspiro.

A Shrek tanto le hacen lucir gorguera para adornar el cuello, como le rascan su verde trasero o le convierten en protagonista onírico abrumado por la incontable presencia de bebés-ogro, mientras que el Asno y el Gato con Botas invierten cuerpos sin que tal situación oferte situaciones muy cómicas.

Entre las canciones que suenan a lo largo del metraje se pueden escuchar varios temas de los Eels, uno (en el funeral de la rana cantan el “Live and Let Die”) de Paul McCartney con los Wings, el “Joker and The Thief” de los Wolfmother, el “Do You Remember Rock’n’Roll Radio?” de los Ramones bajo producción de Phil Spector, e, introducido de forma simpática por el grito de una Blancanieves a lo Robert Plant, el inicio de la excelente pieza de los Led Zeppelin “Inmigrant Song”.

Fichas en AlohaCriticón

Mike Myers
Cameron Diaz
Eddie Murphy
Antonio Banderas
Justin Timberlake
Rupert Everett
Seth Rogen
John Krasinski

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:22    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar