• Por AlohaCriticón

SILENT HILL (2006)

Dirección: Christophe Gans.

Intérpretes: Radha Mitchell, Sean Bean, Laurie Holden, Jodelle Ferland.

Para intentar curar la extraña enfermedad de su hija Sharon (Jodelle Ferland), Rose Da Silva (Radha Mitchell) iniciará un viaje hacia Silent Hill, localidad nombrada regularmente por su hija en sueños.

En el trayecto y tras acontecer un misterioso suceso, Sharon terminará desapareciendo, hecho que provoca una búsqueda desesperada por parte de Rose, ubicada ahora en un paraje pavoroso y desértico.

Son dos filmes los que he visto del director francés Christophe Gans, “El pacto de los lobos” y “Silent Hill”, suficiente material para asegurarme de no volver a ver alguna cinta dirigida por esta personalidad del supuesto cine o lo que este hombre hace llamar séptimo arte.

El juego hecho película, otra de las tantas adaptaciones al cine de los videojuegos socialmente aceptados entre los jóvenes pupilos quienes emplean el ocio en oprimir botones prácticamente de forma involuntaria, sin embargo hay que tener cuidado pues estos productos representan algo más que diversión, conllevan todo aquello positivo y negativo que se pueda obtener de un pasatiempo, entre ello la adicción, asunto que conoce la producción, que sin dar paso en falso se dedican a la filmación de esta cinta cuyo contenido es mero artificio, una trama banal que se expande por más de dos horas, logrando un espectáculo de lo más tedioso, repetitivo y soporífero, una historia sin nada relevante que contar, con efectos especiales poco innovadores y de baja calidad, sin mucho que resaltar, el filme deambula entre sus escenas que pretenden crear tensión.

Lo mejor y lo más rescatable de este producto es la atmósfera en la que te envuelve con tonos inquietantes y minutos de suspense, logra en algunas instancias provocar taquicardia, sin embargo el ritmo no se mantiene y se pierde lo obtenido, su eterna narración rodeada de incertidumbre no funciona, pretendiendo atrapar el interés del espectador, el cual espera los créditos finales.

El problema principal del filme es su historia así como su desarrollo, lo que se pretende contar no es innovador, todo es un déjà vu, lo peor es su desarrollo, el cual demuestra que no pretende dejar de ser un producto ya antes visto; con su ambientación de videojuego y desarrollo en etapas todo se encuentra severamente delimitado, similar a la programación de un juego de PC: No importa lo que se haga o se pretenda hacer, ya todo esta predeterminado.

El estereotipo es el rey de la producción, sin muchos aspavientos de superación la historia avanza como cualquier otro producto de la misma índole, nuestra heroína sin el traje entallado prefiere ubicarse en el apartado de las madres heroicas, vulnerables pero con espíritu de lucha, buscando la tranquilidad de su hija, lo que le llevará a una desventajosa situación: la pérdida de su niña, lo que le lleva a buscarla y enfrentarse a una gran cantidad de fenómenos sobrenaturales, de entre los cuales destacan los tan afamados zombies (en este caso se hace alusión a muertos vivientes con las particularidades necesarias y adaptables a la trama) escenas sangrientas así como un pueblo subyugado por una mala creencia, la normalidad de los cultos satánicos… ¿Cuándo fue que lo aberrante se convirtió en algo común?

La historia con personajes de más y otros de menos, nos encontramos con una cohesión decadente entre las escenas, historias desfasadas y datos absurdos; las actuaciones se encuentran de lo peor, Radha Mitchell hace un esfuerzo por sacar a su personaje adelante, entre su desesperación y las actitudes de guerra y persistencia logra algo comúnmente aceptado para los protagonistas de estos filmes, mientras que Sean Bean se encuentra totalmente desperdiciado, con un personaje prácticamente de relleno con poco que dar, nos preguntamos que hace este actor en filmes de tan baja calidad.

Después de la atmósfera el otro aspecto descatable es la banda sonora, no hay nada de asombroso o importante en ella, pero alguna partitura se nota interesante ayudando a la ambientación.

Para concluir es necesario decir que el filme posiblemente satisfaga a algún espectador cuyo gusto por los videojuegos sea innato.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Enlaces

Christophe Gans

Radha Mitchell

Sean Bean

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:32    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar