• Por AlohaCriticón

Dirección: Juan Taratuto.
Intérpretes: Diego Peretti, Soledad Villamil, Cecilia Dopazo, Hernán Jiménez.


Javier (Diego Peretti) y María (Soledad Villamil) son una pareja bien avenida que han decidido casarse para afrontar una vida más estable y que les permita salir adelante de una forma más holgada. Para ello, y una vez unidos oficialmente, deciden que sea María quien viaje a los Estados Unidos, donde viven unos familiares, a fin de conseguir trabajo y para que más tarde se incorpore Javier. Pero en el momento en el que Javier está a punto de coger el avión, una llamada de María explicándole una aventura que ha tenido con un amigo de su padre, le hace desistir de viajar, iniciando una profunda crisis depresiva.

“Érase un hombre a una nariz pegado, érase una nariz superlativa”. Pudieran muy bien aprovecharse los versos de Quevedo para definir el impacto visual del rostro de Diego Peretti que, cual Cyrano, no es correspondido por los amores de una dama.

“No sos vos, soy yo”, supone la ópera prima de Juan Taratuto, un joven bonaerense autor también del guión junto a Cecilia Dopazo, que igualmente interviene en la película.

Si se vendiera el filme como una comedia sentimental, ubicada en Argentina y con dosis de psicoanálisis, seguramente más de uno se plantearía asistir a la proyección por lo plomizo del argumento. Sin embargo, lo cierto es que el asunto del psicoanálisis es una excusa para que el protagonista absoluto, Peretti, exhiba su peculiar jeta teñida de desesperación ante tanto mal fario que se le presenta en la vida. De hecho, “No sos vos, soy yo”, explota efectivamente ese gafe de Javier a fin de que el espectador sienta lástima del pobre chico y cuando reencuentre el amor en una dependienta de una tienda de mascotas, se culmine la maldita estrella del chaval y rompa justificadamente con aquella individua que le había llevado a lo más hondo partiéndole el corazón.

“No sos vos, soy yo” (título más de la tierra no se podía haber encontrado) se ve con facilidad, provoca la sonrisa en alguna otra ocasión y se acompaña con el fondo musical de las canciones de Jorge Drexler, Andrés Calamaro o Tonino Carotone, entre otros. No obstante, a uno le deja cierto poso de desilusión, máxime después de haber presenciado el sugestivo tráiler que ha precedido al estreno y que presagiaba una obra con más enjundia.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar