• Por AlohaCriticón

STAR TREK IV. MISIÓN: SALVAR LA TIERRA (1986)

Dirección: Leonard Nimoy.

Intérpretes: William Shatner, Leonard Nimoy, DeForest Kelley, James Doohan.

Fecha Estelar: 8390.0. Una extraña sonda se dirige hacia La Tierra emitiendo una señal intermitente y en una frecuencia desconocida provocando el caos y la destrucción de todos los sistemas de energía de las naves estelares y puestos fronterizos que se cruzan en su camino dentro del espacio de la Federación.

Mientras en Vulcano el almirante Kirk (William Shatner) y su tripulación deciden volver a La Tierra en la nave Klingón que han capturado junto con un recuperado Spock (Leonard Nimoy) y afrontar las consecuencias de sus actos ante el Alto Mando de la Federación.

Durante el regreso reciben un mensaje de socorro de La Tierra acerca de los graves daños que la extraña sonda esta provocando en todo el planeta mientras la señal que emite la sonda se dirige a los océanos Kirk y Spock se dan cuenta de que la señal en si que esta emitiendo se dirige a otra forma de vida que no es precisamente humana.

Película de gran trascendencia dentro del universo de Star Trek creado por Gene Roddenberry y una de las favoritas por todos los aficionados trekkies que obtuvo un gran éxito en todo el mundo por su reivindicativo argumento de trasfondo ecológico que bien podría ser la favorita de los miembros de Greenpeace, y que denuncia como la caza de ballenas es por desgracia algo habitual a pesar de las leyes internacionales que prohíben este tipo de práctica.

Una de las novedades en su argumento obra de Harve Bennett y el propio Leonard Nimoy fue la introducción del humor y de situaciones cómicas cosa que no era nada raro como tampoco lo eran los viajes en el tiempo en la serie original y en ciertos episodios de importancia como lo fueron en la época de la guerra fría, pero que hasta el momento ninguna de las tres primeras películas de la saga lo había introducido de manera considerable, por tanto el contenido de situaciones dramáticas pasaba a un nivel cero en esta entrega dando más prioridad a la acción y la intriga en lo referente a la aventura que los tripulantes del Enterprise tenían en la época del San Francisco de 1986 contando con todas las ventajas y los inconvenientes para realizar la misión de salvar el futuro del planeta Tierra valiéndose de su ingenio y experiencia en anteriores misiones.

A destacar los siempre extraordinarios efectos especiales de Industrial Light & Magic y más en concreto de las verdaderas protagonistas del filme, la pareja de ballenas grises George & Gracie que eran en realidad replicas mecánicas construidas por Michael Lantieri, unas autenticas maravillas de la técnica robótica en animación para una tomas y planos difíciles de rodar bajo el agua.

La música de Leonard Roserman así como la fotografía de Donald Peterman y los efectos de sonido de Mark A. Mangini también son de lo mejor de la película, recibiendo todos ellos una nominación para los Oscar que injustamente no los llegaron a ganar en ningún apartado de los nominados. También es destacable la gran aportación de Nicholas Meyer que hizo en la elaboración del guión sobre todo en las partes del siglo XX mientras Harve Bennett se encargaba de las del siglo XXIII, garantía de calidad para una película de Star Trek y esta no lo iba a ser menos y más con un personaje secundario como la Dra. Gillian Taylor, interpretada maravillosamente por una Catherine Hicks que destaca sobre todo en la cena que mantiene con Kirk en una pizzería.

Todo esto y añadiendo las pestes que echa el Dr. McCoy de la rudimentaria y en su opinión medicina medieval del siglo XX hacen de esta entrega no sólo una de las más entretenidas y logradas de todo el universo Trek también una de las más divertidas.Rostov

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación