• Por AlohaCriticón

TANGO PARA TRES (2000)

Director: Damon Santostefano.

Intérpretes: Matthew Perry, Neve Campbell, Dylan McDermott.

Una pareja de amigos arquitectos, uno gay, y otro heterosexual, optan a la adjudicación de un proyecto multimillonario financiado por un atractivo potentado, este último, mantiene una relación extramatrimonial con una joven y guapa artista del vidrio.

Para optar al suculento diseño del centro cultural, uno de los arquitectos es requerido por el magnate para que expíe y acompañe a su amante en sus incursiones sociales contando con la aséptica seguridad de que la condición de homosexual del proyectista le impedirá sobrepasar los límites detectivescos que se le han encomendado. Lo malo es que se equivocará de persona.

Una película que se titula “Tango para tres” y que en vez de iniciarse con la erótica danza argentina comienza en sus títulos de crédito con un frenético rock and roll al más puro estilo Chuck Berry no ofrece ningún tipo de fiabilidad en su posterior desarrollo.

Tres actores conocidos gracias a sus interpretaciones en la pequeña pantalla con alguna incursión cinematográfica de renombre como en el caso de la gritona Neve Campbell, la morena intérprete de la saga de terror adolescente “Scream”, protagonizan el típico triángulo amoroso con situaciones equívocas de por medio aderezadas en su desarrollo con una pizca de screwball comedy, otra de slapstick más o menos afortunado (en este caso, menos) y mucho de comedia romántica con momentos melifluamente divertidos.

El tema del “chico conoce a chica,se enamoran y después de diversos y simpáticos avatares acabarán juntos” es lo que marca por parte de mucha gente una previsibilidad que minusvalora ya de por sí el conjunto de la película. Craso error. El asunto es imaginable pero la forma de abordar ese asunto y de narrarlo fílmicamente es lo que determina y separa las buenas de las malas películas. Si partiendo de la fácil premisa crítica (propia de bobos), en la cual un tema tópico invalida totalmente un proyecto cinematográfico la mitad de las joyas del Hollywood dorado de los años 30 o 40 serían consideradas pura basura.

Lo cierto es que este film entra de lleno en el lote de las películas mediocres debido basicamente a un pobre texto inmerso en una mediocre trama resuelta en un ramplón guión, caracterizado por diálogos facilones y situaciones repetidas en base a su esencia temática: la crítica a la homofobia americana desde una perspectiva humorística.

Las interpretaciones son aceptables, en especial el chico de “Friends”, un risueño e histrión Matthew Perry que destaca en su papel de Oscar Novak, apellido por cierto de la rubia y explosiva Kim, a la que se homenajea cuando la parejita feliz la contempla en televisión interpretando “Servidumbre humana” (1964).

Enlaces

Neve Campbell

Matthew Perry

Dylan McDermott

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:15    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar