• Por Antonio Méndez

terror-sin-habla-poster-criticaDirección: Pete Walker.
Intérpretes: Deborah Fairfax, Sheila Keith, Rupert Davies, Paul Greenwood.

Con guión de David McGillivray (“La Casa Del Pecado Mortal”).

Sinopsis

Londres, año 1957. Una pareja, Edmund (Rupert Davies) y Dorothy Yates (Sheila Keith), es condenada a un psiquiátrico tras cometer un atroz crimen.
Muchos años después, esa pareja reside aislada en una casa que visita Jackie (Deborah Fairfax), hija de Edmund e hijastra de Dorothy cuya hermana pequeña, Debbie (Kim Butcher), hija de la pareja, se dedica a actos delictivos junto a una pandilla callejera.

Crítica

Película británica de terror con un título en español poco indicativo de su contenido, “Terror Sin Habla” (¿sin habla?), que es conocida también como “Psicópatas”, genérico pero más adecuado. En original es “Frightmare”, “Espanto”.


terror-sin-habla-frightmare-reviewTras un prólogo, el film crea un misterio criminal urbano que atrapa en sus primeros tramos vinculando en paralelo tres acciones con sus caracteres. Una pareja en una casa con una mujer que lee el tarot, una joven gustosa de bullas con sus colegas macarras de moto, su hermana coqueteando con un tímido psiquiatra…
La ligazón de esos personajes conduce a un exploitation soft-gore sobre canibalismo y herencia del mal, herencia de la enajenación criminal, además de, vistas las consecuencias, una crítica a un sistema procesal-penal que no funciona.

A pesar de alguna veleidad en el guión en su tramo final, se trata de un producto de serie B que mantiene la intriga, se maneja con estilo en su estética, sostiene con eficacia un tono enrarecido, y los personajes poseen suficiente interés.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar