• Por AlohaCriticón

TIERRA DE ABUNDANCIA (2004)

Director: Wim Wenders.

Intérpretes: Michelle Williams, John Diehl, Shaun Toub, Wendell Pierce.

Lana (Michelle Williams) regresa a los Estados Unidos después de residir

muchos años en el extranjero, principalmente en Oriente Próximo. Una vez

llega a Los Ángeles, se integrará en una organización de beneficencia

social dedicada a auxiliar a los más necesitados. Por otra parte, tendrá una

misión que su madre le encomendó de forma personal: entregar una carta a

su tío Paul (John Diehl), que trabaja como miembro de seguridad

antiterrorista.

El arribo de una nueva película de Wim Wenders suele originar buenas

expectativas, en la mayoría de las ocasiones confirmadas. En este sentido,

con “Tierra de Abundancia” cabe decir que nuestro “amigo alemán” no

defrauda en absoluto.

Con el trasfondo del ataque terrorista a las Torres Gemelas, Wenders nos

ofrece una descripción mucho más realista, original y artística que el último

panfleto demagógico de Michael Moore.

La narración se centra esencialmente en los dos protagonistas, Michelle

Williams y John Diehl, sobrina y tío, respectivamente. Dos personajes

antagónicos en su forma de vida, pero que por el nexo familiar que les

vincula, terminarán aproximándose.

La exposición de la vida de fe, sacrificio y entrega desinteresada a los

demás de Lana, es confrontada con la paranoia que sufre Paul, un patriota,

veterano de la guerra de Vietnam y metido en labores de agente secreto, al

que todo tufillo árabe le pone en estado de alerta permanente.

Poco a poco y más intensamente durante el viaje a Trona, los sentimientos

de tío y sobrina se irán acercando hasta hacernos comprender que a pesar

del difícil carácter del tío, podrá llegar el día en que su presencia sea

necesaria para Lana, tal y como la madre de ésta última vaticina.

Wenders, junto con Michael Meredith, plantea el drama como si de muñecas

rusas o matrioskas se tratara: comienza desde la generalidad, detallando la

vida de Lana y Paul observada desde sus obligaciones cotidianas, hasta

alcanzar la particularidad en el epílogo, en donde la relación humana entre

los dos culmina la historia.

La idea plasmada en “Tierra de Abundancia” necesitaba de dos buenos

intérpretes para consolidarse en la pantalla. La aportación de Williams y

Diehl confirma que el director germano no se ha equivocado. Si a todo el

conjunto lo acompañamos de las canciones de Leonard Cohen, perfectas

para el relato que se nos presenta, se puede ratificar el excelente estado

de forma de Wim Wenders.

Alberto Alcázar

Enlaces

Michelle Williams

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar