• Por AlohaCriticón

MÍOS, TUYOS Y NUESTROS (2005)

Dirección: Raja Gosnell.

Intérpretes: Dennis Quaid, Rene Russo, Sean Faris, Dean Collins.

Frank Beardsley (Dennis Quaid) y Helen North (René Russo), dos antiguos novios de instituto, retoman su relación amorosa muchos años después cuando ambos se encuentran viudos y con familia numerosa.

Los problemas para la relación entre Helen y Frank vendrán determinados por la falta de conexión entre los 8 hijos de él y los 10 hijos de ella.

Producto meramente comercial, con sus toques de poca originalidad y una trama que es usada para el puro y simple entretenimiento.

Dennis Quaid, Rene Russo y dieciocho hijos interpretados la mayoría por actorcillos desconocidos, son los precursores de este filme; si duda alguna los protagonistas esta muy bien situados, Quaid en su papel conservador y romántico que a su vez también nos intento vender en el filme “Tu a Londres y yo a California” aunque en esta ocasión en un aspecto más estridente, logra con gran audacia hacer química con Russo que se divierte de lo lindo y se ríe cada vez que se le permite, más sin embargo lo mucho o poco que aporten sus protagonistas no se salvan del chasco.

No es una mala película, sin embargo no es nada novedosa, innovadora o ilimitadamente divertida. En muchas y repetidas ocasiones recae en los clichés más usados en este apartado de “comedia familiar”, como si no fuera suficiente lidiar con nuestras vidas, ahora es necesario soportar filmes que se burlan del ritmo de vida familiar, que sin la necesidad de tener tantos hijos, ya es tedioso y difícil de llevar.

La trama se torna predecible, el problema de estos productos es intentar emanar gracia mediante un estrepitoso desorden, como si fuese divertido ver caer por enésima vez un balde de pintura sobre alguien por azares del destino; estos productos son los que perduran por los tiempos de los tiempos, es algo cármico que señala que todas las generaciones infantiles deben ver estos productos superfluos con chistes fáciles y por ende salgan intentando imitar las tendencias de los niños visionados.

Es que necesitamos una evolución en estos filmes, en especial este director Raja Gosnell cuyo único producto pasable es “Nunca me han besado”, su óptica es muy pobre y le encanta aferrarse a lo fácil y en otras ocasiones a destruir leyendas, sus ángulos son meramente comerciales, no se le pude tomar en serio.

El tempo decae en varias ocasiones y su trama zigzaguea peligrosamente, no se logra conexión alguna con sus variados personajes que se van perdiendo al transcurrir los minutos, se necesita un enfoque primordial en un producto como este, aparte de otras muchas necesidades obviamente.

Sin embargo, si se va con la mente limpia y sin muchas o casi nada de expectativas, se puede pasarla bien, podemos sentarnos y ver este filme como uno más en la estancia del olvido, sólo como una estadía cómoda en el cine, que sin remedio se intenta sacarle lo mejor (aunque no halla mucho de donde), también podemos sugerir calma y resignación, ya que estos productos vienen y van, pero ninguno se queda.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Enlaces

Dennis Quaid

Rene Russo

Danielle Panabaker

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar