• Por Antonio Méndez

ultima-noche-soho-poster-sinopsisDirección: Edgar Wright.
Intérpretes: Thomasin Mckenzie, Anya Taylor-Joy, Matt Smith, Terence Stamp.

Con guión de Edgar Wright (“Arma Fatal”) y Krysty Wilson-Cairns (“1917”).

Sinopsis

Eloise Turner, Ellie (Thomasin Mckenzie), deja su pueblo para viajar a la ciudad de Londres con el objetivo de estudiar diseño de moda.
Ellie, obsesionada con la música y la estética de los años 60, comienza a percibir en sus sueños visiones de esa década con centro en Sandy (Anya Taylor-Joy), una aspirante a cantante que se ve envuelta en conflictos que ponen en peligro su vida.

Crítica




ultima-noche-soho-critica-reviewCon el título de una canción de los años 60 cantada por el quinteto Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick and Tich, el británico Edgar Wright creó esta extraña película protagonizada por Thomasin Mckenzie.

El film lleva a una muchacha de pueblo a la gran ciudad.

Wright crea pronto una situación de inadaptación con Thomasin como una joven especial que se refugia en su mundo propio, en este caso la música pop 60s, al tiempo que busca su sueño de convertirse en diseñadora de moda con el espejo de su madre difunta.

La trama gira a una fantasía de salto temporal en onirismo que podría ubicarnos en la luminosidad del Swinging London pero que nos conduce a una oscuridad pesadillesca que conecta, incluso físicamente, a Mackenzie con Anya Taylor-Joy.

En ese momento la película, con guiños a estrellas británicas 60s (Terence Stamp, Diana Riggs…), tiene interés, acentuándose su fondo fantástico de thriller psicológico de iniciación, de descubrimiento con una angustia creciente por asuntos de criminalidad y pérdida de inocencia en envoltorio lisérgico.

El tiempo idealizado hecho añicos con una realidad que no termina de materializar un bienestar presente.

Rebotando en sus claves sin desarrollo claro, Wright comienza a subrayar el tono, las apariciones terroríficas en variante de casa encantada, y los motivos se difuminan, casi olvidándose del contexto pop para crear un comistrajo de ideas y géneros que no termina de funcionar en un delirante último tramo.



En ese término, el thriller psicológico se enreda con influencias de los giallos de Dario Argento, los zombis a lo George A. Romero, los euro-trash 70s con psicópata criminal… todo en un artificio de estilo que se resuelve con autorías previsibles y consecuencias comodonas.
Una lástima.

La actuación de Thomasin Mckenzie, disfrutando con música de los Searchers, de Peter and Gordon, de los Kinks o de los Walker Brothers, es lo mejor del film.

Fichas en AlohaCriticón


Anya Taylor-Joy
Terence Stamp
Sam Claflin

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar