• Por AlohaCriticón

VORVIK (2005)

Dirección: José Antonio Vitoria.

Intérpretes: Fernando Guillén Cuervo, Amparo Larrañaga, María Valverde, Roger Pera.

Horacio Dorado es un reconocido empresario que, en el momento de la

firma de una importante operación, fallece repentinamente por causas

naturales, no sin antes cometer un misterioso asesinato.

A la incineración de Horacio acudirá Víctor Alba (Fernando Guillén

Cuervo), un amigo de la familia que, venido de los Estados Unidos, se

reencuentra con Elena (Amparo Larrañaga) y Sofía Dorado (María

Valverde), mujer e hija del finado, respectivamente.

La súbita aparición de un individuo de nacionalidad argentina en la vida de

Víctor Alba, dejará al descubierto una oscura trama en donde primarán los

intereses económicos.

Es muy loable que desde el cine español se aborde el género del thriller

que, por lo general, nos suele llegar últimamente de forma masiva y con

una calidad bastante mediocre del territorio estadounidense.

Siguiendo la estela de intriga marcada por “Hormigas en la boca”

(2004), “La caja 507” (2002), o “El alquimista impaciente” (2002), “Vorvik”

plantea la confrontación entre los descubrimientos de la ciencia y el

aprovechamiento lucrativo y criminal de éstos.

Con semejantes premisas, pudiera parecer que estamos ante un trasunto

de “La Isla” (2005), tan cercana en el tiempo. Pero nada más lejos de la

realidad, ya que ésta se encuentra en el plano de la ciencia ficción y utiliza

la clonación como trasfondo de la trama.

Por el contrario, “Vorvik”, adaptación de la novela de Guillermo Galván “De

las cenizas”, tiene un tratamiento más contemporáneo y ensalza el ánimo

de lucro de la industria farmacéutica a través de la manipulación del ADN.

Con dos intérpretes (Larrañaga y Guillén Cuervo) con mucha sangre

escénica en las venas y que tiran con sus aportaciones del carro guiado

por José Antonio Vitoria, el lastre de un guión demasiado denso hace que

la película no discurra con la fluidez que se echa en falta (pudiera haberse

obviado, por ejemplo, el episodio de la relación incestuosa, y ello a pesar

de ser el as en la manga que se reserva el director).

No obstante, ello no es óbice para que se siga trabajando este género tan

cinematográfico, sin sentirse acomplejado por la maquinaria americana y,

sobre todo, teniendo en cuenta la irregularidad de los títulos que provienen

del otro lado del océano.

Alberto Alcázar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación