• Por AlohaCriticón

ayn-rand-citas-frasesNingún ser humano tiene el derecho de iniciar el uso de la fuerza contra otro.

El argumento de la intimidación es una confesión de impotencia intelectual.

Cuando un hombre de negocios comete un error, él sufre las consecuencias. Cuando un burócrata comete un error, usted sufre las consecuencias.

El hombre que produce mientras los demás disponen de su producto es un esclavo.

Ningún hombre puede tener el derecho de imponer a otro hombre una obligación no escogida, un deber no recompensado o un servicio involuntario.

Piedad por el culpable es traición al inocente.

En lugar de la prosperidad, el socialismo produjo la parálisis económica y o el colapso en todos los países que lo ensayaron.

Cuando el bien común de una sociedad es considerado como algo aparte y superior al bien individual de sus miembros quiere decir que el bien de algunos hombres tiene prioridad sobre el bien de otros hombres, aquellos consignados en el estatus de animales sacrificados.

La justificación moral del capitalismo yace en que es el único sistema consonante con la naturaleza racional del hombre, que protege la supervivencia del hombre como hombre y que su principio gobernante es la justicia.

La mayor minoría en la Tierra es el individuo. Aquellos que niegan los derechos individuales no pueden llamarse defensores de las minorías.

El capitalismo es el único sistema de la historia en el que la riqueza no se adquiere mediante saqueo, sino mediante producción, no por la fuerza, sino mediante el comercio, el único que defiende el derecho de los hombres a su mente, a su trabajo, a su vida, a sí mismos.

Si los trabajadores luchan por mayores sueldos se llaman beneficios sociales, si los empresarios luchan por mayores beneficios esto es condenado como avaricia egoísta.

No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza; el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio.

Toda interferencia gubernamental en la economía consiste en conceder un beneficio no ganado, extraído por la fuerza, a algunos hombres a expensas de otros.

El fascismo, el nazismo, el comunismo y el socialismo son solo variaciones superficiales del mismo tema monstruoso: Colectivismo.

Parásitos han existido siempre, pero nunca fueron un peligro para la humanidad hasta que los mejores hombres, los pensadores y los productores, empezaron a predicar la doctrina del parásito: el colectivismo y el altruismo.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Ayn Rand

Te puede interesar