• Por AlohaCriticón

charles-baudelaire-foto-citasUn hombre que no bebe más que agua tiene un secreto que ocultar a sus semejantes.

En un acto social cada uno disfruta de los demás.

La inspiración llega trabajando cada día.

Lo irritante del amor estriba en que se trata de un crimen que requiere un cómplice.

Un libro es un jardín, una huerta, un almacén, una fiesta, una compañía, un consejero, una multitud de consejeros.

Todo hombre que no acepta las condiciones de su vida vende su alma.

Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera que existir.

Hay que ser sublime sin interrupción. El dandy debe vivir y morir ante el espejo.

Siempre ser poeta, incluso en prosa.

El hombre que reza por las noches es un capitán posicionando sus centinelas. Puede dormir.

El amor es la necesidad de salir de uno mismo.

Todo lo que es bello y noble es producto de la razón y el cálculo.

La música excava el cielo.

No puedo entender como un hombre de honor puede tomar un periódico en sus manos y no estremecerse de repugnancia.

El más irreprochable de los vicios es hacer el mal por necedad.

Para trabajar basta estar convencido de una cosa: que trabajar es menos aburrido que divertirse.

La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza.

No se puede olvidar el tiempo más que sirviéndose de él.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Charles Baudelaire

Te puede interesar