• Por AlohaCriticón

Poderoso caballero es don dinero.

Hay libros cortos que para entenderlos como se merecen se necesita una vida muy larga.

Lo mucho se vuelve poco con desear otro poco más.

Donde hay poca justicia es grave tener razón.

La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola y si no se gasta no se goza. Si quieres que te sigan las mujeres ponte delante.

Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez.

Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.

El rico come, el pobre se alimenta.

El hombre es hijo del polvo y nieto de la nada.

No cambia el hombre porque cambie de lugar, sino si cambia de vida y costumbres.

Ir a la biografía de Francisco De Quevedo

Te puede interesar