• Por AlohaCriticón

Sé poco de las mujeres. Pero he escuchado historias espantosas.

Hay cosas que uno recuerda aunque nunca hayan sucedido.

Nada es más estéril y lamentable que el hombre contento de vivir consigo mismo.

Creo que cometí una terrible equivocación cuando era joven de la que nunca me he repuesto. Escribir la palabra “pausa” en mi primera obra teatral.

No me importa nada lo que otra gente piense. Es únicamente de su incumbencia. Yo no escribo para la gente.

Ten cuidado cuando hables de Dios. Es el único Dios que tenemos. Si tú le dejas ir no volverá. Ni siquiera mirará tras su espalda. Y entonces ¿qué harás?.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Harold Pinter

Te puede interesar