• Por AlohaCriticón

Hermann HesseLa belleza no hace feliz al que la posee, sino al que puede amarla y adorarla.

Hay quienes se consideran perfectos, pero sólo es así porque se exigen menos de sí mismos.

Lo blando es mucho más fuerte que lo duro. El agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra que cosa que de nuestros sencillos, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia, es una estrella que extinguimos.

La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros.

Escribir malos versos depara mayor felicidad que leer los versos más bellos.

Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen a algo que está dentro de nosotros. Lo que no es parte de nosotros, no nos molesta.

Todo parece un poco diferente cuando se levanta la voz.

La gente con valentía y personalidad siempre parece siniestra a los ojos de los demás.

Sabes perfectamente, en tu profundo interior, que existe solamente una única magia, una única energía, una única salvación…el amar. Entonces, ama tu sufrimiento. No lo resistas, no huyas de él, es tu odio lo que hiere, nada más.

Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.

Si conozco el amor, es por tu culpa.

La eternidad es un corto momento, apenas bastante tiempo para una broma.

Sin el animal que habita dentro de nosotros, somos ángeles castrados.

Siempre he creido, y creo, que a la fortuna, sea buena o mala, le podemos dar significado y transformarla en algo de valor.

Los libros solamente tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Hermann Hesse

Te puede interesar