• Por AlohaCriticón

Dichoso es el que no espera nada porque siempre estará satisfecho.

Siempre he creído que no importa cuantos disparos falle… acertaré en el siguiente.

Los mejores médicos del mundo son el doctor dieta, el doctor reposo y el doctor alegría.

Una taberna es un lugar en donde la locura es vendida en botella.

Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se ha equivocado, que es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer.

Cuando el mundo aparece un verdadero genio puede reconocersele por este signo: todos los necios se unen contra él.

Un hombre sabio debe tener dinero en su cabeza, pero no en su corazón.

Libros: los hijos del cerebro.

La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más viles: por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse.

La sátira es una suerte de espejo en el que los que observan generalmente descubren los rostros de todos menos el propio, principal razón por la que es bien recibida en el mundo, y por la que tan pocos se ofenden ante ella.

La censura es el tributo que un hombre paga al público para ser eminente.

El poder arbitrario constituye una tentación natural para un príncipe, como el vino o las mujeres para un hombre joven, o el soborno para un juez, o la avaricia para el viejo, o la vanidad para la mujer.

Ir a la biografía ViajeLiterario-AlohaCriticón de Jonathan Swift

Te puede interesar