• Por AlohaCriticón

Es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas.

En este triste país, si a un zapatero se le antoja hacer una botella y le sale mal, después ya no le dejan hacer zapatos.

El sentimiento es una flor delicada, manosearla es marchitarla.

Bienaventurados los que no hablan porque ellos se entienden.

Tal es el orgullo del hombre que prefiere declarar que las cosas son incomprensibles cuando no las comprende él, que confesar que ignorarlas puede depender de su torpeza. Ser liberal en España es ser emigrado en potencia.

El corazón del hombre necesita creer en algo y cree en las mentiras cuando no encuentra verdades en las que creer.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Mariano José de Larra

Te puede interesar