• Por AlohaCriticón

david copperfield charles dickens libro book portada cover review critica

Charles Dickens es uno de los mejores novelistas de la historia literaria de Gran Bretaña significado por una honda preocupación por las cuestiones sociales y el trato a los más desfavorecidos en plena eclosión de la Revolución Industrial, en especial la explotación infantil.

Para lograr una mayor incidencia emocional, solía intensificar sus novelas con aspectos melodramáticos, nostálgicos, perpretando con la riqueza de sus personajes (en ocasiones conscientemente caricaturizados) un imaginativo muestrario de la sociedad victoriana.

Sus textos, de tonalidad lastimera, irónica o sentimental, y detallada descripción, son un valioso documento de la época, además de una muestra exquisita de su talento literario, como el expuesto en “David Copperfield” (1849), la historia de un niño que sufre múltiples infortunios tras el fallecimiento de su padre y el nuevo matrimonio de su madre con Mr. Murdstone.

Se trata de una “bildungsroman”, con elementos autobiográficos del propio Dickens, narrada en primera persona por David Copperfield, quien rememora desde la madurez sus peripecias infantiles acontecidas a comienzos del siglo XIX en una historia repleta de originales y diversos personajes que exponen la habilidad y riqueza creativa de su autor para extremar con ingenio tipologías de la época, confrontadas en un maniqueísmo de intenciones moralistas.

Leamos un fragmento:

Si soy yo el héroe de mi propia vida o si otro cualquiera me reemplazará, lo dirán estas

páginas. Para empezar mi historia desde el principio, diré que nací (según me han dicho y

yo lo creo) un viernes a las doce en punto de la noche. Y, cosa curiosa, el reloj empezó a

sonar y yo a gritar simultáneamente.

Teniendo en cuenta el día y la hora de nacimiento, la enfermera y algunas comadronas

del barrio (que tenían puesto un interés vital en mí bastantes meses antes de que pudiéramos

conocernos personalmente) declararon: primero, que estaba predestinado a ser

desgraciado en esta vida, y segundo, que gozaría del privilegio de ver fantasmas y espíritus.

Según ellas, estos dones eran inevitablemente otorgados a todo niño (de un sexo o de

otro) que tuviera la desgracia de nacer en viernes y a medianoche…………………

Ir a la biografía AlohaCriticón de Charles Dickens

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:36    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar