• Por Antonio Méndez

eta-hoffmann-hombre-arena-criticaSinopsis

El estudiante Nataniel cuenta a su amigo Lotario, hermano de su amada Clara, su miedo ante la presencia de una misteriosa persona, un extraño vendedor de barómetros, Giuseppe Coppola, que le lleva a la figura maligna que conoció de niño, el Hombre de Arena, vinculada al siniestro abogado Coppelius, quien terminó matando a su padre tras experimentar con ritos de alquimia.
Clara cree que todo está en la cabeza de Nataniel.
Este último, más tarde, termina obsesionado con la figura de Olimpia, la hija del profesor Spalanzani, una figura de aparente encanto que hace que Nataniel olvide a Clara.
Olimpia esconde una sorpresa…

Crítica

El escritor alemán E.T.A. (Ernest Theodor Amadeus) Hoffmann publicó en el año 1817 este relato corto incluido en sus “Cuentos Nocturnos”.

Es una historia gótica, proto-steampunk, que gira en torno a varias claves principales:

La locura, la obsesión, los miedos, con carga psicológica de romanticismo oscuro cercana a textos de Edgar Allan Poe

La creación artificial como complemento ideal, como fue también el posterior “Frankenstein” (1818) de Mary Shelley.




El libro es magnífico en la creación de sombría imaginería y de símbolos en torno a la percepción (ojos, prismáticos…); de una atmósfera intrigante con creciente insanidad; y del choque de enfoques y personalidades sobre mismos hechos y relaciones (Clara versus Nataniel o Nathanael)

Comienza la historia de forma epistolar, antes de que tome la palabra el autor para narrar un relato de pionera e interesante evolución dentro de la fantasía y la ciencia-ficción.

Una pena que su terminación no esté a la altura de sus mejores momentos previos.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar