• Por Antonio Méndez

edgar-allan-poe-mascara-muerte-roja-criticaSinopsis

Una terrible plaga está diezmando el lugar donde reside el Príncipe Próspero. Para evitar su muerte, el noble se encierra en una abadía fortificada de siete salas de distinta decoración junto a otros amigos aristócratas, con quienes organiza una mascarada.
En el baile hay música, baile… Cuando da las horas un reloj gigantesco de ébano, ubicado en la sala negra iluminada por luz escarlata, todo se detiene, para volver a comenzar de nuevo.

Crítica

Cuento de Edgar Allan Poe escrito en el año 1842.
Es una corta historia de terror gótico medieval con una pandemia matando a la mitad de la población y un grupo de privilegiados encerrados en un baile de disfraces. Comedia, bebida, música, canto. Pero el tiempo pasa, no se detiene, no le importan las acciones ni los matices de color, de vida… Las salas de color como alegoría de vida.
El reloj como alegoría del tiempo.
Un invitado siniestro con sudario sangriento… Alegoría de la muerte, de su inevitabilidad.


Poe narra en tercera persona, con referencias bíblicas, al “Hernani” de Victor Hugo y con un uso detallista del lenguaje en modo equilibrado, armonioso, tétrico.
Tapices fúnebres, vitrales, pulmones de bronce y rostros descarnados. Nos quitamos la máscara. El fin llega para todos.
No hay lugar a sorpresas en una historia sencilla de narración atmosférica que conoció una notable adaptación cinematográfica dirigida por Roger Corman con Vincent Price como Próspero.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:12    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar