• Por Antonio Méndez

manolito gafotas elvira lindo libro portadaCrítica

La traslación a la literatura de un personaje que Elvira Lindo había creado para un programa de radio supuso para la escritora nacida en Cádiz todo un éxito en ventas, prorrogado después con adaptaciones literarias y varias secuelas.

El atractivo de este libro, sencillo en su léxico, bien adecuado al habla de los caracteres y los diferentes ambientes, con una narración en primera persona y de entretenida lectura en base a una sucesión episódica de acontecimientos, es que mediante el protagonismo infantil del tal Manolito y su pandilla en el barrio de Carabanchel Alto, el lector se ve inmerso en los asuntos cotidianos de una familia urbana de clase trabajadora, con dosis de realismo costumbrista en un tratamiento coloquial y repleto de detalles.

La creación de personajes es apreciable, así como su sentido humorístico con cierto tono irónico que seguramente hará sonreír y ayude a incentivar por el tratamiento cercano y cómplice la lectura a los más jóvenes a la par que agradará a los más mayores.

Después de este título aparecieron otros como “¡Cómo molo!” (1995), “Pobre Manolito” (1996), “Los trapos sucios de Manolito Gafotas” (1997), “Manolito on the road” (1998), “Yo y el imbécil” (1999) y “Manolito tiene un secreto” (2002).

Ir a la biografía AlohaCriticón de Elvira Lindo

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:16    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar