• Por Antonio Méndez

arrabal-picnic-critica-review-alohacriticonSinopsis

Guerra.
Zapo se encuentra en la trinchera. Tras cesar las bombas, los disparos, Zapo comienza a tejer un jerséy.
En ese momento aparecen sus padres, el señor y la señora Tepán, quienes traen tortilla de patatas y vino tinto para compartir comida con su hijo.
Poco después aparece en escena Zepo, un soldado enemigo.

Crítica




Si los Hermanos Marx satirizaban con su humor absurdo la guerra en la película “Sopa De Ganso”, Fernando Arrabal, con similar comicidad surrealista, lo hizo en “Pic-Nic”, una corta pieza teatral antibélica que supuso su primera obra publicada.

El texto, que se iba a llamar en principio “Los Soldados”, apareció en el año 1952 y en ella se encuentran en plena trinchera dos soldados enemigos, Zapo y Zepo, y los padres del primero, el señor y la señora Tepán.

Los cuatro, con su encadenamiento de diálogos y sucesos disparatados, significan el empleo del individuo por parte del poder como elemento alienado de conflicto, adoctrinándolo para fijar enemigos obligados… “son muy malos”… con motivos forzados, en el caso de la pieza, gratuitos y/o vagos.




Esos individuos, deseosos del fin de la guerra en la que participan de manera forzada… “firmar este lío de guerra”…, ausentes de los motivos de los mandamases, comen tortilla, beben vino tinto, bailan pasodobles, comparten aficiones… hago flores de trapo, tejo jerséis… en espera de que una bomba deshaga la fiesta en medio de la sinrazón.

Pieza para gustosos de Samuel Beckett.
El lenguaje es sencillo, los personajes ingenuos, con encanto dentro del escaso desarrollo, y las situaciones suficientemente imaginativas.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar