• Por AlohaCriticón

francisco de quevedo el buscon book libro portadaEL BUSCÓN

Francisco De Quevedo

Junto al libro anónimo “Lazarillo de Tormes”, “El Buscón” (1626) de Quevedo es una de las novelas picarescas más importantes de la literatura española (y mundial) gracias a la descripción de divertidas situaciones de poso desabrido, personajes truhanescos de baja condición moral y un retrato satírico de las instituciones, lugares y sociedad de la época: el siglo XVII.

Todo ello narrado con el dominio del lenguaje que caracteriza a su magnífico autor, quien en esta ocasión nos cuenta las peripecias de un pícaro segoviano llamado Pablos.

Narrado en tiempo pasado y en primera persona por el protagonista principal, “El Buscón”, carente de moralina, agiliza la vida juvenil de Pablos con resuelto ritmo, desarrollando un brillante entretenimiento burlesco con el que Quevedo escarnece de manera punzante y cínica la sociedad española del momento.

Leamos un fragmento:

Yo, señor, soy de Segovia. Mi padre se llamó Clemente Pablo, natural del mismo pueblo (Dios le tenga en el cielo). Fue el tal, como todos dicen, de oficio barbero, aunque eran tan altos sus pensamientos que se corría de que le llamasen así, diciendo que él era tundidor de mejillas y sastre de barbas.

Dicen que era de muy buena cepa, y, según él bebía, es cosa para creer. Estuvo casado con Aldonza de San Pedro, hija de Diego de San Juan y nieta de Andrés de San Cristobal.

Sospechábase en el pueblo que no era cristiana vieja (aún viéndola con canas y rota), aunque ella, por los nombres y sobrenombres de sus antepasados, esforzaba que descendía de la Gloria…….

Ir a la biografía ViajeLiterario-AlohaCriticón de Francisco De Quevedo

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:4.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar