• Por Antonio Méndez

guy-maupassant-mano-disecada-review-criticaSinopsis

Unos amigos se reúnen en casa de Louis R.
Entre ponche y ponche, uno de ellos, el estudiante de derecho Pierre B., afirma traer desde un lugar de Normandía un nuevo amigo: una mano disecada que parece provenir de un criminal ajusticiado en el año 1736.

Crítica




Las juergas de Guy de Maupassant junto a Algernon Charles Swinburne y George Powell le dejaron un recuerdo macabro: una mano disecada que utilizó como pisapapeles.

Tal recuerdo le inspiró al escritor francés su primer cuento, no confundir, aunque sean muy similares, con el posterior “La Mano” del año 1883.

Este cuento, “La Mano Disecada”, fue publicado en el año 1875 en Almanach Lorrain de Pont-àMousson con el seudónimo de Joseph Prunier.

Es un texto breve, con influencias de Edgar Allan Poe, en el que en primera persona se narra un encuentro entre amigos.

Se charla de todo un poco, se fuma, se bebe bastante y uno de ellos farda de que tiene la mano de un criminal… su nuevo amigo al que pretende utilizar de tirador de la campanilla de la puerta de su casa.

Al final, con válida atmósfera de intriga con conexión sobrenatural, de inquietud ante las consecuencias, pero con un desarrollo simple, escasa incisión psicológica y muy previsible, tal mano le saldrá cara porque ya se sabe…hay que intentar dejar a los muertos en paz.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar