• Por Marta Canacci

haruki-murakami-primera-persona-singular-sinopsisSinopsis

Un joven, que iba a acudir en Kobe a un recital de piano, termina hablando con un anciano sobre un círculo sin circunferencia y con muchos centros.
Un hombre hace el amor con una mujer que le pide si puede girar el nombre de otro.
Otro hombre imagina un disco del músico de jazz Charlie Parker tocando bossa nova.
Un hombre recuerda a una atractiva joven con el LP de los Beatles “With The Beatles en los años 60 poco antes de conocer a su primera novia
En una posada de la Prefectura De Gumma, un hombre descubre un mono con el que mantiene conversaciones
Un hombre recuerda a la mujer más fea que cree haber visto y su conexión por la música de Robert Schuman.
Haruki Murakami nos hace partícipes de las poesías dedicadas a su equipo de béisbol favorito
Un hombre se pone un traje, lleva un libro a un bar y es abordado por una mujer que parece conocerle.

Crítica



murakami-singular-reviewReunión de ocho historias que el japonés Haruki Murakami escribió entre los años 2018 y 2020.

Los relatos están escritos todos en primera persona, alternando la ficción con algún aspecto autobiográfico, en especial “Antología Poética de los Yakult Swallows de Tokio”, amor por el béisbol y por el equipo de los Yakult Swallows en particular.
Aporta Murakami su lirismo a su afición deportiva en un texto de poco interés.

Estos trazos biográficos, sometidos a la narrativa surrealista, al encuentro inesperado o al recuerdo teñido de melancolía, se fusionan en los cuentos que escribe el japonés, como “Flor y Nata”, con el narrador en una escena extraña con un encuentro surrealista que gira en torno a un círculo existencial, la vida y sus ejes.

La memoria romántica, los recuerdos de pareja, son habituales, que si en “Áspera Piedra, Fría Almohada” tiene sexo peculiar con una poetisa que grita el nombre de otro amante; o que si en “With The Beatles” recuerda la época de la Beatlemania para evocar a su primera novia, Sayoko, y su familia, en especial su hermana, escuchando música (constante en su obra), viendo cine (“Música y Lágrimas”, “En Una Isla Tranquila Al Sur”), siendo testigo de una tragedia.

También conocemos a la mujer más fea que recuerda en “Carnaval”, con el narrador gozando con “la fea” de su pasión conjunta por la música clásica, en especial de la composición de piano de Robert Schumann que titula el cuento.
Encuentros puntales de trascendencia. Situaciones extrañas. Melancolía con estilo. Algo habitual en el mundo Murakami.

En un bar, el narrador, que rara vez se vista de traje, acaba con uno en un bar y leyendo.
Una mujer le pregunta, casi le increpa. Identidad, reproches. El hombre duda y se ve en el espejo.
Surreal.

Dos de los cuentos más logrados, dentro de una colección de mediano interés, son “Charlie Parker Plays Bossanova”, una fabulación que un narrador amante del jazz crea para unir a Charlie “Bird” Parker y Antonio Carlos Jobim, con Murakami empleando el onirismo para charlar con el músico jazz; y “Confesiones De Un Mono De Shinagawa”, con un hombre que intima con un simio en el baño, toma cervezas con él, escucha a Anton Bruckner y roba nombres de mujeres para poseerlas.
Este cuento es muy surrealista, kafkiano, el mejor del libro.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar