• Por Marta Canacci

javier-cercas-castillo-barbazul-sinopsisSinopsis

Después de abandonar la policía, Melchor Marín trabaja como bibliotecario en Gandesa.
Su hija adolescente Cosette, enfadada con Melchor por la ocultación de la forma en que murió su madre, no ha regresado de Mallorca.
Sí que lo ha hecho su amiga, Elisa Climent.
Melchor está preocupado. Cosette no responde a mensajes ni llamadas, con lo que decide ir a Mallorca para averiguar su paradero.

Crítica




Tercera novela de la serie de Javier Cercas con el protagonismo de Melchor Marín, policía ahora convertido en bibliotecario que, a causa de la desaparición de su hija, volverá a la pesquisa policial en compañía de antiguos y nuevos colaboradores.

Se narra en tercera persona y se divide en cuatro partes con un epílogo.

Las cuatro partes se introducen con centro en el personaje adolescente, Cosette, y las cuatro progresan con una investigación por parte de Melchor que provoca reencuentros con compañeros, y le lleva a ambientes de corrupción con fiestas organizadas por millonarios.

Asperezas entre padre e hija, presunta desaparición y una investigación para desmantelar las acciones de un plutócrata en una típica operación que conjunta a diversos personajes en un trabajo de equipo.




La historia es esquemática, con demasiada explicación; los personajes carecen de fondo psicológico, resultando planos.

Los motivos y los conflictos (pederastia, posible trata de mujeres, violencia sexual) se tratan con simpleza, convirtiéndose en anécdotas sin trascendencia dramática.

El villano casi no tiene presencia, los traumas generados se tratan de manera superflua y las acciones se resuelven sin imaginación.

En medio algún momento de metaliteratura (que sobra) y para terminar un epílogo demasiado extenso en el que cabe incluso el poema “If” (Si) de Rudyard Kipling.

No obstante, si te gustaron las anteriores novelas de la serie, puede que no te aburra esta.