• Por Antonio Méndez

Crítica

En 1881, el gran literato Leopoldo Alas, más conocido como “Clarín”, escribió este cuento de corte fantástico en el que ya vislumbraba escenarios y personajes de su obra magna, “La Regenta”, editada unos años después de este simpático texto con presencia demoníaca.

En la parte final del siglo XIX todavía la Semana Santa conservaba en plenitud su significación religiosa más que la de turístico-playera, con lo que el diablo en esta historia se encontraba bastante aburrido, bostezando ante la ausencia de picardías terrícolas. Para animar un poco el cotarro, decidió descender a Oviedo para montar una pequeña travesura primaveral entre los participantes de una liturgia en la catedral de la ciudad asturiana.

Lo más interesante del cuento, además de sus exquisitas descripciones de caracteres y ambientes, es la evasiva del fácil maniqueísmo que confronta el bien y el mal, y el amable retrato del diablo, ángel caído al que Clarín pinta de forma muy afectuosa.

diablo-semana-santaEste demonio ama a Dios (“… no quiere el diablo mal a Dios, y mucho menos desconoce su sabiduría y amor infinito…) y es más travieso y pícaro que malvado (“… el diablo hablaba con acento plañidero, pero no rencoroso, digan lo que digan las beatas, que hasta del diablo murmuran y le calumnian…”).

Su presencia provoca un calentamiento general en la catedral. Tal calentura, junto al embelesamiento del coro infantil trastocado en su cantar maliciosamente por el diablo, provoca sexualmente al Magistral del lugar con la figura femenina de la jueza Doña Fe, que de jueza sólo tenía su parentesco como esposa del magistrado más prominente del lugar.

Tales ardores, con inclinación del personaje femenino por una infidelidad libertaria y situación alegre alejada de la rutina, alcanzarán su orgasmo con una explosión de carracas en pleno edificio religioso.

Esta tentación de inocentes y escapismo, sería, con influencia de Gustave Flaubert, más complejamente desarrollada en la citada “La Regenta”, uno de los títulos más importantes de la novelística española.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Leopoldo Alas, “Clarín”

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:14    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar