• Por Antonio Méndez

Crítica

Walter Lee Younger desea una existencia mejor y ve en el seguro de vida de su padre fallecido la esperanza de conseguirlo. Esta es la premisa básica de “Un Lunar En El Sol” (1959), obra teatral de carácter autobiográfico y tono realista que recuerda las experiencias sufridas por Lorraine Hansberry y su familia en un entorno marcado por el racismo y las penurias económicas.

La autora intenta enterrar los estereotipos que acompañaban a los personajes negros y crea un apreciable retrato familiar en un contexto de conflicto segregacionista, incidiendo en la identidad y orgullo de los valores, en los sueños vitales, en la supervivencia o en la significación de la familia, exponiendo inquietudes también respecto a la figura de la mujer.

En la obra, y desde el humilde hogar de los Younger, somos testigos de asuntos socioculturales en la etapa post-bélica de los años 50 en la ciudad de Chicago, esencialmente la legítima reivindicación de la minoría negra que explotaría en los 60 hasta lograr la equiparación legal de todos los habitantes de los Estados Unidos.

Fueron testimonios artísticos como los manifestados en este drama familiar y social de Lorraine Hansberry, titulado según un texto de Langston Hughes, los que contribuyeron al progreso humano agitando conciencias y provocando reflexiones sobre realidades injustas.

La obra supuso la primera ocasión en la que una autora negra estrenaba un texto en Broadway y la primera vez en que un escritor negro ganaba el premio de la crítica de Nueva York. También fue la persona más joven en conseguir tal galardón.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Lorraine Hansberry

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:6    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar