• Por Marta Canacci

paloma-sanchez-garnica-ultimos-dias-berlin-sinopsisSinopsis

Enero del año 1933.
Yuri Santacruz, hijo del español Miguel Santacruz, trabajador de la embajada española en San Petersburgo y de la rusa Verónika Olégovna, hija de un comerciante, llegó a Berlín huyendo de la revolución bolchevique.
En la capital de Alemania se celebra la subida al poder de Adolf Hitler, líder del Partido Nacionalsocialista.
En ese contexto de tensión política, Yuri también se enamora de Claudia Kahler.

Crítica



Novela finalista del Premio Planeta 2021 que su autora, Paloma Sánchez-Garnica, ambienta en los años 30 y 40 del pasado siglo XX.

El libro, ficción histórica, está narrado en tercera persona y arranca en el Berlín de enero del año 1933 para presentarnos a Yuri Santacruz, un hombre nacido en San Petersburgo de padre español y madre rusa que deja atrás su país de nacimiento ante el ascenso comunista bolchevique para llegar a una Alemania con la llegada al poder del nacionalsocialismo de Adolf Hitler.

La autora sitúa a su protagonista, Yuri, en una posición de constante supervivencia en amenaza de totalitarismos, primero en la Unión Soviética y más tarde en Alemania, utilizando citas sobre libertad y actitud ante situaciones de terror político de Stefan Zweig, Edmund Burke o Aleksander Solzhenitsyn.

Resulta de interés el salpicado de los principios de propaganda de Joseph Goebbels.




En el contexto histórico trata la Revolución Rusa, la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi y, de soslayo, la Segunda República y la Guerra Civil Española.

Al mismo tiempo, la autora sitúa a Yuri como centro de un triángulo romántico con Claudia y Krista; y contrasta pensamientos de idealismos versus realidad.

La narración es fluida en un libro bien escrito, con muchos personajes y diálogos de interés.


El tratamiento tiene suficiente profundidad y la historia, extensa, nunca aburre, iniciada en Berlín, con un salto temporal a la Rusia de los años 20 para dar información del personaje central y retomar la historia de Yuri y su evolución con la historia plagada de totalitarismos.

Garnica nos hace partir de la Alemania del año 1933 hasta el descanso en un verano de 1945 en Suiza.
En medio de ello, Yuri se debate entre Claudia y Krista, y se hace partícipe de múltiples matices (también algún estereotipo) en una época clave de turbulencias políticas.
Lo más flojo es su resolución.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:25    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar