• Por Antonio Méndez

calderon-barca-vida-sueno-critica-review-sinopsisSinopsis

Rosaura, vestida como hombre, y Clarín, su sirviente, llegan a Polonia y descubren una torre en la que se encuentra encadenado Segismundo, el hijo del rey Basilio, quien ha ordenado su aislamiento tras nacer a causa de una profecía astrológica.
Basilio decide liberarle, darle una pócima para dormirle y llevarle a la corte, en donde la comunican su verdadera identidad.
La actitud despótica y cruel de Segismundo lleva al rey a ordenar de nuevo su encadenamiento y a hacerle creer que todo ha sido un sueño.

Crítica




pedro-calderon-barca-vida-sueno-libros-criticaPedro Calderón de la Barca escribió en el año 1635 esta pieza clave del teatro del Siglo de Oro español.
Es una obra en verso dividida en tres actos con la riqueza léxica propia de la etapa del Barroco, algo que puede cansar al lector poco ducho en los prolijos y líricos textos del período.

Al margen de rutinas de venganzas, falsa identidad y ambiciones varias en ambiente de palacio, con asuntos de resolución previsible, precipitada, en torno al honor, a la lealtad, al sacrificio… lo esencial de “La Vida Es Sueño” es su alegoría filosófica-existencial con el drama de su personaje principal, Segismundo, príncipe polaco cuyas acciones y reflexiones en intensos monólogos… ¿qué es la vida?, frenesí, ilusión… sombra, sueños… enfrentan la libertad individual con el destino (real o figurado) en un tono pesimista, sombrío, de claustrofobia física y psicológica, acentuada por la confusión entre realidad y sueño que no es más que una fusión de vida, de existencia, en donde cabe tanto la justicia como la injusticia.




También la obra manifiesta la fugacidad de su existencia, la escasa importancia material o sentimental… que el mayor bien es pequeño… y la difícil comprensión de la naturaleza de la misma, con el buen obrar y la prudencia como cauce para sobrellevarla.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Pedro Calderón de la Barca