• Por Antonio Méndez

rabindranath-tagore-jardinero-gardener-review-criticaCrítica

En este volumen del año 1913, el escritor indio Rabindranath Tagore recopiló poemas previos de anteriores libros para crear un compendio de poesía amorosa que muestra una escritura delicada, con trazos de misticismo, llena de imágenes de ambiente natural ligando amantes, deseos, idas, venidas…

La poesía, mucho mejor siempre leerla siempre en su lengua original (aquí, para los que tengan la suerte de saber bengalí), fue traducida al español por Zenobia Camprubí, la mujer de Juan Ramón Jiménez.




Tagore dedica el libro a William Butler Yeats, uno de sus principales impulsores en Occidente.
Son 85 poemas iniciados por un esclavo convertido en jardinero por amor a su reina. Nos conducen a espacios rurales en sosiego, de azafrán y sándalo, de pájaros dorados, de cántaros, de lagos, de zumo de adormidera, de guirnaldas de flores…
No apasionan ni resultan muy originales; algunos no dicen mucho, otros transmiten una atmósfera de encanto, de ensueño; en conjunto, exhiben sensibilidad y equilibrio en un grato muestrario de belleza lírica y romanticismo.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar