• Por Antonio Méndez

asterix en bretana comic tebeoEn el año 1966 Albert Uderzo y René Goscinny idearon esta historia de Astérix y Obélix en tierras británicas, sirviéndose de muchos estereotipos de la Isla y anacronismos para desplegar una de sus historias más divertidas. Así, tras conquistar Bretaña Julio César, y al igual que la Galia, solamente una pequeña aldea resiste. Uno de sus miembros, Buentorax, es primo de Astérix, a quien requiere su ayuda para vencer a los romanos. Es entonces cuando Astérix y Obélix cruzan el canal de La Mancha para trasladar a la aldea bretona un barril repleto de poción mágica.

El estricto cumplimiento del té (en principio agua hervida) de las cinco de la tarde, la niebla, la gastronomía, criticada de manera extrema por Goscinny, con predilección por los hervidos, la salsa de menta y la cerveza tibia, la tacañería de los escoceses, el túnel del canal de la Mancha, el carácter flemático de los británicos, las medidas y monedas, el rugby, los autobuses de dos pisos, la Torre de Londres o la circulación por la izquierda son algunas de las características de los ingleses parodiadas en este volumen que lleva a Londinium (Londres) la famosa pareja gala, quienes, según Goscinny, fueron los iniciadores del consumo de té entre la población británica.

Uno de los mejores pasajes del cómic es cuando los romanos tienen que probar todos los barriles para descubrir en cual de ellos se halla la poción mágica. Poco después Obélix, que solamente suele beber leche de cabra, terminará borracho al probar un tonel.

Además hay momentos para el empleo de placebo y para la aparición de unos bardos “sospechosamente” parecidos a los Beatles.

Ir a la biografía AlohaCriticón de René Goscinny

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar