• Por Antonio Méndez

robert-louis-stevenson-diablo-botella-criticaSinopsis

Keawe es un marinero de Hawái que, en la ciudad californiana de San Francisco, se queda embobado con una espléndida casa en una colina.
El hombre conoce a su dueño, quien le indica que su casa la ha adquirido gracias al diablo que vive en una botella, capaz de hacer cumplir todos sus deseos.
Ese pacto tiene una grave consecuencia: si muere antes de vender la botella… el alma del propietario arderá en el infierno. Y tiene que venderla solo si pierde dinero en la transacción.
Keawe, deseoso de mejorar su vida, le compra la botella con la esperanza de, tras cumplir sus deseos, volver a venderla por un precio más bajo.

Crítica




robert-l-stevenson-bottle-imp-reviewCuento de fantasía publicado por el escocés Robert Louis Stevenson en el año 1891.
Fue escrito en Samoa en 1889.

Es la típica historia del peligroso vínculo/pacto entre el diablo y el hombre (variante de Fausto mezclado con clásico relato del Genio y la Lámpara de Aladino) con el objetivo de lograr un aparente bienestar material y/o terrenal, cuyas consecuencias problemáticas tienen como propósito una enseñanza moral.

Narrado en tercera persona, el cuento, conocido también como “El Diablito De La Botella”, “El Diablo En La Botella” o “El Demonio En La Botella”, no deja de tener ingenio en su propuesta, aunque el desarrollo se oriente a una simple historia feliz romántica… prefiero el infierno a perderte… con una creciente angustia sobre el destino de amantes que hacen peligrar su dicha emocional en una situación de urgencia.

El sacrificio y la ponderación de valores logran elevarse a la “felicidad” cómoda, donde todo te lo dan hecho, importando, para la plenitud del momento feliz, tanto el quién como el cómo y el qué… de esa materialización de bienestar.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar