• Por Antonio Méndez

Crítica

Conocida principalmente por su novela “La Joven De La Perla”, la escritora estadounidense afincada en Inglaterra Tracy Chevalier parece ser especialista en crear tramas históricas con participación de figuras importantes del arte (Vermeer). En esta ocasión se trata de William Blake, poeta y pintor de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Aunque el señuelo para el lector puedan ser tales figuras, son los personajes “anónimos” que les rodean los que centran la atención de sus historias.

Este libro (“Burning Bright” en original) nos traslada al Londres de 1792. Estamos situados en una época convulsa de revoluciones y de supervivencia urbana para las clases pobres (que era la mayoría de la población en la época), más todavía para quienes provienen del apacible medio rural y buscan adaptación a un nuevo ambiente bullicioso y propicio a la picaresca y la crueldad.

tracy-chevalier-burning-brightEs un escenario muy dickensiano el que maneja con habilidad descriptiva Chevalier, quien, aunque le falta en esta ocasión desarrollo efectivo, sabe definir con acierto a sus principales personajes adolescentes, Jem Kellaway y Maggie Butterfield.

Uno de los trabajos literarios más conocidos de Blake (quien aquí es un personaje demasiado anecdótico y discontinuo), “Canciones De Inocencia y De Experiencia”, parece conceptuar el encuentro entre las dos protagonistas protagonistas. Unos, los Kellaway, trabajadores de la madera que llegan a la ciudad desde el campo, son la personificación de la inocencia; los otros, los Butterfield, son astutos resistentes urbanos, la representación de la experiencia que junto a la inocencia antes citada, conectan con las canciones del título de William Blake.

El vínculo entre inocencia-experiencia, entre Jem y Maggie, es la esencia del libro, que podría resultar disfrutable si fuese más allá de captar con suficiencia la atmósfera del Londres de finales del siglo XVIII y plantear con criterio tal vínculo. Sin embargo, la historia es fallida, con un estilo disperso ahora afectado, más tarde simplón.

No hay un desarrollo sustancial ni motivaciones de interés, la historia aburre por lo general y su conclusión resulta previsible.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Tracy Chevalier

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar