• Por AlohaCriticón

SIN RESPIRO

William Boyd

William Boyd es uno de los más válidos novelistas británicos actuales, que tanto idea historias de intriga política como relatos de humor negruzco. Con ascendencias literarias de John Le Carré, Graham Greene, Anthony Powell o Evelyn Waugh, el escritor nacido en Ghana de padres escoceses, aunque nada original, no deja de poseer una fluida escritura y una mínima habilidad para configurar situaciones y personajes.

En este “Sin respiro (Restless)”, Boyd alterna dos historias vinculadas por la revelación de un secreto que una madre, originaria de Rusia y antigua espía del servicio británico durante la Segunda Guerra Mundial, confiesa a su hija, una profesora de Oxford totalmente ignorante de la identidad previa de su progenitora.

Es importante este apunte de revelación y sorpresa, que ahonda en la parte “oscura” o clandestina del ciudadano aparentemente de vida ordinaria, y en el posible retorno del pasado, construcción de un presente velado.

El paralelismo de la acción entre ambas mujeres, la madre (Sally Gilmartin/Eva Delectorskaya), azorada por una posible amenaza, y la hija (Ruth), que tendrá que evitar esa amenaza, provoca en la narrativa alternancia de puntos de vista (mudando entre la primera y la tercera persona) y saltos temporales entre la parte final de los años 70 (época en la que el secreto le es revelado) y los años 30 y 40, período convulso que Boyd nos permite compartir con Sally/Eva en muy diferentes escenarios y con una querencia al detalle de cierto mérito.

El desequilibrio en el interés de ambos personajes, con mayor atractivo por el seguimiento de los avatares de espionaje de Eva que por los procederes más prosaicos de su hija Ruth (incluidos ciertos avatares políticos de bajo desarrollo), además de la falta de dimensión de sus personajes, y la escasa particularidad del nexo generacional en una correspondencia poco profundizada de actitudes, limitan la fascinación por la historia, pero no impiden el acercamiento grato a su lectura, por la elegancia, enfoque y ritmo en la narración, la captación de la complicada atmósfera bélica, los ecos fílmicos de la intriga negra de los años 40 en la historia de Eva, y unos giros que permiten conferir suficiente tensión a la acción narrada.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:6    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar