• Por Antonio Méndez

william-s-burroughs-el-almuerzo-desnudo-novelasCrítica

Pintoresco, viscoso, grotesco, opulento catálogo de sensaciones, impresiones, situaciones y personajes que se mueven alrededor del mundo de las adicciones, especialmente las drogas y el sexo homosexual.  “El Almuerzo Desnudo” (1959) ofrece a veces manifestaciones, escenarios desabridos, en un tono surreal con tendencia a la sátira y a la distopía social.

En ocasiones el texto resulta un tanto tupido en su excesiva imaginería, muy poética, dantesca, y en la experimentación narrativa en base a la técnica del cut-up (creada por William Burroughs junto a Brion Gysin), que empatana y desliga la narración, autofagocitando las páginas en sus propias bases experimentales, en su esencia temática más primaria y en la agudeza sensorial adictiva pero autoindulgente.

william-burroughs-the-naked-lunchNo obstante, la experiencia de su lectura resulta satisfactoria en parte. El texto, explícito, tiene mucha fuerza y resulta penetrante en ciertos pasajes. La narrativa experimental y no lineal acentúa la lírica alucinatoria que impregna la lectura, confiriendo a la novela una singular y atractiva perspectiva.

Al margen de su imaginativa y delirante ficción, derivada de las propias experiencias del famoso autor de la Generación Beat, “El Almuerzo Desnudo” también proporciona una valiosa información sobre diferentes drogas (cocaína, cannabis, bencedrina o bannisteria caapi) y sus consecuencias físicas y psicológicas.

Esta novela fue llevada al cine en el año 1991 por David Cronenberg con el protagonismo de Peter Weller, Judy Davis, Ian Holm y Julian Sands.

Ir a la biografía AlohaCriticón de William Burroughs

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:33    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar