• Por AlohaCriticón

eduardo-marquina-biografiaEDUARDO MARQUINA
(1879-1946)

Eduardo Marquina Angulo nació el 21 de enero de 1879 en Barcelona (España), el segundo de cinco hijos del matrimonio formado por Eduarda Angulo y el aragonés afincado en Cataluña Luis Marquina y Dutú.

De formación muy religiosa, estudió primero en las Escuelas Católicas, después aprobó el bachillerato con los jesuitas antes de acudir a la universidad para cursar Derecho y Filosofía en un corto periplo universitario que abandonó tras el fallecimiento de sus padres. Fue un periodista, poeta, novelista y dramaturgo ubicado en la lírica modernista y neorromántica y en el drama histórico de corte poético con loas heróicas, que unos han querido ver como nostalgia patriota-imperial y otros como crítica.

En 1897 comenzó a escribir en la revista modernista “Luz”, en donde inició una amistad con Luis de Zulueta. Más tarde colaboró en otra publicación llamada “Barcelona Cómica” y en el periódico “La Publicidad”.

eduardo-marquina-flandesEn el año 1903 se casó con Mercedes Pichot, con quien tuvo a su hijo Luis. Tres años después se estableció en Madrid.

En su desarrollo ideológico partió de postulados izquierdistas para ir abrazando con el tiempo corrientes más conservadoras, compartiendo correspondencia y tertulia con los nombres más importantes de la intelectualidad española de la época, fuese Miguel de Unamuno, Clarín, Benito Pérez Galdós, Juan Valera o Federico García Lorca. Varias epístolas pueden encontrarse en “Correspondencia a Eduardo Marquina”, libro de Andrés Amorós que recoge cartas a Marquina de nombres clave de la literatura y el pensamiento del momento.

eduardo-marquina-obras-teatroDentro de su faceta poética destacan “Jesús El Diablo” (1898), su primer libro, “Odas” (1900), que recoge textos aparecidos en la citada publicación “La Publicidad”, “Las Vendimias” (1901) o “Églogas” (1902).

En el teatro alcanzó renombre gracias a dramas como “Las Hijas Del Cid” (1908), “Doña María La Brava” (1909), “En Flandes Se Ha Puesto El Sol” (1910), una de sus obras más conocidas que fue adaptada a las tablas por Ana Adamuz, Alejandro Ulloa o Ricardo Calvo, “El Rey Trovador” (1911), “El Retablo De Agrellano” (1913), “El Monje Blanco” (1930), representado en escena por Fernando Aguirre y Julia Delgado Caro, “Teresa De Jesús” (1932), llevada a escena por Lola Membrives, o “María La Viuda” (1943); o los dramas rurales “La Ermita, La Fuente y El Río” (1927), “Salvadora” (1929) y “Fuente Escondida” (1931).

Su labor como novelista no trascendió al nivel de sus textos poéticos y teatrales, publicando “Adán y Eva En El Dancing”, “El Destino Cruel”, “Un Caballero Desconocido”, “La Misa Azul”, “Almas Anónimas”, “La Caravana”, “Maternidad”, “El Beso En La Herida” o “Las Dos Vidas”.

También fue un importante traductor de autores como Alejandro Dumas hijo, Victor Hugo, Charles Baudelaire, Eça de Queirós o Paul Verlaine.

eduardo-marquina-librosTuteló en Madrid al pintor Salvador Dalí, quien pudo ingresar en la Residencia de Estudiantes gracias a su mediación con Alberto Jiménez Fraud.

En el año 1927, y en la celebración de las bodas de plata de Alfonso XIII como rey, escribió una letra para el himno español llamada “Marcha Real”.

En los años 30 fue elegido miembro de la Real Academia de la Lengua Española y apoyó al bando franquista en la Guerra Civil.

Se empapó de diferentes sentires y culturas viajando por diferentes países europeos y americanos, falleciendo como diplomático en la ciudad de Nueva York el 21 de noviembre del año 1946 tras sufrir un ataque al corazón. Está enterrado en el cementerio de San Justo de Madrid.

José Montero Alonso, especialista en su obra, escribió en los años 60 una biografía del autor.