• Por AlohaCriticón

leandro-fernandez-de-moratinLEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN
(1760-1828)

Leandro Fernández de Moratín nació en Madrid (España) el 10 de marzo de 1760. Su padre era el poeta y dramaturgo Nicolás Fernández de Moratín y su madre Doña Isidora Cabo Conde.

En el año 1780 falleció su progenitor, momento en que Leandro comenzó a trabajar como joyero durante seis años hasta que en 1786 se empleó como secretario personal del Conde de Cabarrús, quien terminó siendo encarcelado por la Inquisición en 1790.

Con posterioridad, y tras tomar órdenes menores por las que recibió un pequeño beneficio eclesiástico, fue protegido por Godoy, quien le nombró Secretario de Interpretación de Lenguas y Corrector de Comedias Antiguas para los teatros de la corte.

moratin-si-de-las-ninas-teatroEn cuanto a su vida sentimental, que influyó notablemente en su trayectoria literaria, su primer amor fue Sabina Conti, quien se casó con un hombre de mayor edad despreciando los sentimientos de Moratín. Posteriormente mantuvo amoríos con Paquita Muñoz, quien también contrajo matrimonio con un militar mucho mayor que la novia.

El autor madrileño destacó en principio como poeta gracia a sus laureados textos el romance heroico “La Toma De Granada Por Los Reyes Católicos” y “Lección Poética. Sátira Contra Los Vicios Introducidos En La Poesía Castellana”, escritos que le valieron sendos accésits de la Real Academia de la Lengua.

La popularidad literaria de Moratín proviene de sus comedias neoclásicas de corte satírico, como “El Viejo y La Niña” (1790), “La Mojigata” (1791), “La Comedia Nueva” (1792), “El Barón” (1803) y su título más conocido, “El Sí De Las Niñas” (1806).

Moratín colaboró con los franceses en la Guerra de la Independencia, apoyando al monarca José I. Cuando el ejército napoleónico fue derrotado, el escritor se exilió en Francia, residiendo en Burdeos y París, en donde falleció el 21 de junio de 1828. Tenía 68 años. Está enterrado en el Cementerio Sacramental de San Isidro, Madrid.

Guía de sus adaptaciones cinematográficas en AlohaCriticón

Comentarios de Libros

El Sí De Las Niñas

Te puede interesar