• Por AlohaCriticón

Esta conocida y corta obra teatral de Anton Chejov en cuatro actos narra una intensa tragedia amorosa con el protagonismo central de Nina, atractiva mujer con pretensiones de convertirse en actriz.

La penetrante plasmación de diferentes emociones y sensibilidades y el diestro manejo y descripción de personajes hacen de este texto uno de los más conseguidos del maestro ruso.

Leamos un fragmento:

MEDVIEDENKO: ¿Por qué va usted siempre vestida de negro?.

MASHA: Llevo luto por mi vida. Soy muy desgraciada.

MEDVIEDENKO: ¿Por qué?. (Reflexivamente). No puedo comprenderlo. Tiene usted buena salud. Su padre, sin llegar a ser rico, es un hombre acomodado. Mi vida es mucho más dura que la suya. No gano más que veintitrés rublos al mes, y de ellos me hacen los correspondientes descuentos. Sin embargo, no me visto de luto. (Se sientan).

MASHA.- El dinero no es lo que me importa. Incluso un pobre puede ser feliz.

MEDVIEDENKO: Eso es en teoría, pero la realidad en la práctica es que sólo contamos mi madre, mis dos hermanas, un hermano pequeño y yo con esos veintitrés rublos. Y todos tenemos que comer y beber, ¿no es cierto?. Y comprar azúcar y té. ¿Y qué me dice del tabaco?. Hay que rebañar y ahorrar…

MASHA: Pronto va a dar comienzo la representación.

MEDVIEDENKO: Sí. Zaryechnaia va a actuar, y la obra es de Konstantin Gavrilovich. Están enamorados, y hoy sus almas se unirán con el ansia de alcanzar una sola obra de arte. Pero el alma de usted y la mía no tienen puntos de contacto y la amo, mi anhelo de verla me impide quedarme en casa, y todos los días recorro mucho trayecto para conseguirlo, pero sólo recibo su indiferencia. Es muy comprensible. No cuento con medios económicos, somos una familia numerosa. ¿Quién querría casarse con un hombre como yo, que no gana ni para comer?.

MASHA: ¡Eso es una tontería!. Su amor me emociona, pero no puedo corresponderle, eso es todo…………………………..

Te puede interesar